En vivo: La justicia transicional a dos años del Acuerdo con las Farc

hace 21 mins

“Estar frustrados no ayuda, trabajar sí”

Entrevista con Juan Pablo Montoya. El bogotano terminó sexto, en la carrera del domingo. Hace un balance de la temporada y de lo que le resta.

El sexto puesto de Juan Pablo Montoya este domingo en Infineon Raceway, en la primera de dos carreras que se correrán este año en un circuito diferente a un óvalo, tiene sin duda un grado de decepción porque era claro que el auto 42 estaba al menos para terminar en un buen segundo lugar, detrás del ganador y líder del campeonato, Kyle Busch.

El australiano Marcos Ambrose, quien estaba debutando en la Copa Sprint de Nascar, aniquiló cualquier opción de triunfo para Montoya en la vuelta 76 de 110 pactadas, cuando tratando de pasar al tercero se pasó de frenada en la última curva y terminó chocando el auto 42  del colombiano, quien marchaba segundo.

Sin embargo, viendo un poco más en perspectiva las cosas, está muy bien para Montoya y su equipo volver a conseguir un top diez, pues antes de este domingo los resultados habían sido dos puestos 38 en los óvalos de Michigan y Pocono y venían en caída libre en el campeonato.

Pero no sólo Montoya sino el equipo en general vienen mal recientemente y este fin de semana uno de los autos de Ganassi, el del escocés Darío Franchitti, ni siquiera pudo clasificarse para la carrera, a pesar de haber llegado como uno de los favoritos por su conocimiento de la pista y su formación en circuitos, similar a la de Montoya.

“Necesitábamos un buen resultado”, dijo Juan Pablo Montoya en diálogo con El Espectador, tras su sexto lugar en Infineon Raceway este domingo. “No pudimos ganar pero por lo menos sacamos un buen resultado. Todos en el equipo trabajaron muy duro todo el fin de semana y fue bueno para toda la gente con la que trabajo ver de nuevo que podemos ser competitivos”.

¿Cree que tenía con qué ganarle a Kyle Busch antes de que Marcos Ambrose lo golpeara por detrás?

Sí, yo creo que teníamos el carro para ganar. Por eso da un poquito de rabia lo que pasó. Todo iba saliendo muy bien e hicimos todo como tocaba hacerlo para ganarnos la carrera. Cuando iba segundo y apretaba el paso podíamos


acercarnos a Kyle, pero eso pasa; esas son las carreras. Es gente que viene a hacer una, dos o tres carreras al año y trata de demostrar que es mejor que todo el mundo haciendo estupideces y lo malo es que la estupidez la hizo contra nosotros.

Este sexto puesto le permite romper con una secuencia de malos resultados, en especial las dos últimas semanas que habían sido para usted las peores del año…

Sí. En las carreras que terminamos de 38, en Pocono se nos trompeó un carro en frente y no hubo nada que hacer, pero en la otra (Michigan) el carro sí estaba muy mal y ya cuando perdimos dos vueltas dijimos más bien: ‘¿saben qué? Entre terminar de 30, 32 o 38 da exactamente lo mismo, no hay mucha diferencia. Mejor paremos en pits y concentrémonos en trabajar en el carro y mejorarlo’. Eso fue lo que hicimos y por eso quedamos tan atrás.

El próximo domingo vuelven a los óvalos. ¿Qué le hace pensar que su equipo va a mejorar y que los buenos resultados llegarán?

Que la gente del equipo ya está trabajando junta. Estábamos muy separados, cada uno por su lado, faltaba un poquito de dirección y ya pienso que la estamos encontrando. Las cosas van a mejorar mucho, pero uno no puede esperar a que mejoren de un día para el otro. Que digamos ‘ahora sí trabajemos juntos’ y a la siguiente carrera ganemos. Eso no va a pasar. Hay que trabajar y dedicar mucho tiempo, pero la verdad, estoy tan tranquilo porque veo que estamos comprometidos.

Parece que han construido una buena relación en unas pocas carreras con su nuevo jefe de equipo Brian Pattie…

¿Sabe qué es lo que me gusta y lo que admiro de él? Que trabaja al 110% para tratar de dar lo mejor que él puede. Cuando uno ve a alguien trabajando como yo lo veo a él, así de comprometido, hay que darle también el 110% de apoyo y el 110% de confianza, así en un principio los resultados no se estén dando como nosotros quisiéramos.

¿Qué le ha dicho Chip Ganassi en estas últimas semanas ante los malos resultados?

Para Chip todo esto es tan frustrante como para nosotros. Sin embargo, todos sabemos qué hacer y tenemos claro a dónde tenemos que llegar. Estar frustrados no nos va a hacer ir más rápido en la pista. Trabajar para mejorar, sí. Eso es lo que estamos haciendo y vamos a ver qué pasa. Todos en el equipo queremos mejorar.


¿Cerró definitivamente la puerta a la opción de irse para otro equipo?

La gente pregunta cosas de esas, pero yo estoy ciento por ciento comprometido con Chip en este momento.

Al principio de la temporada el objetivo era entrar al Chase, a los doce primeros que pelean el campeonato al final de la temporada. ¿Se replantea esa meta después de 16 carreras?

Para llegar a los doce la verdad todavía nos falta mucho, lo mismo que para poder pelear por el campeonato. Pero llegar a los doce primeros para después hacer el oso en las últimas diez carreras, sinceramente, prefiero no llegar. Hay que trabajar mucho para recuperarnos, trabajar en el carro y poco a poco ir dando mejores resultados sin importar si estamos o no dentro del Chase.

Dennis con Montoya en Sonoma

Montoya recibió una sorpresiva visita en el circuito de Infineon Raceway este fin de semana. Hacía pocos días en el óvalo de Dover había visto a David Coulthard y la semana pasada se había encontrado a Jarno Trulli en Michigan, pero el encuentro de esta vez fue algo más que eso. Lisa, le ex esposa recién separada de Ron Dennis, jefe de McLaren Mercedes, para quien pilotó Montoya en la F-1, buscó al colombiano y a su esposa para vivir junto a ellos y desde adentro la que fue su primera carrera de Nascar.

Lisa siempre fue afable con Montoya en su año y medio en McLaren y no fue diferente en este encuentro en el que le dijo al colombiano que haberlo perdido a manos de Ganassi fue una de las experiencias que mayor frustración generaron en su ex marido. También lamentó que Ron hubiese forzado un cambio en Montoya, malogrando su corto paso por el equipo McLaren Mercedes.

“Me gustó verlo correr así”, dijo en diálogo con El Espectador. “Creo que en McLaren tratamos de cambiar su estilo y no lo dejamos ser como era él cuando corría en Williams. Acá vi de nuevo el Juan Pablo que nos encantó”.

 

últimas noticias

Maradona en Sinaloa