Exportaciones en aumento

<p>Un incremento del 39,5% pone a las ventas internacionales en uno de sus mejores momentos.</p>

En medio de un panorama de incertidumbre por la volatilidad del  dólar, las medidas tomadas por la Junta Directiva del Banco de la República, las tensas relaciones con los países vecinos y la zozobra que aún permanece en el ambiente empresarial por la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, las exportaciones colombianas en los primeros cuatro meses del año crecieron un 39,5%, con respecto al mismo período del 2007.

Esta cifra revelada por el Dane, evidencia que la venta en el exterior de productos tradicionales como el petróleo, el carbón, el ferroníquel y el café, permitió llegar a los US$11.996 millones. El Dane también reveló que la balanza comercial con todos los países del mundo hizo que Colombia mantuviera un saldo favorable de un poco más de US$506 millones.

El informe entregado por el organismo estatal también asegura  que las exportaciones no tradicionales hicieron lo propio y registraron un incremento del 26,2%, gracias a la comercialización de productos de industrias químicas y de confecciones, que por su calidad están ganando mejores participaciones en el mercado externo.

Los países a los que más se exportó siguen siendo los socios naturales, es decir, Estados Unidos y Venezuela. Mientras que la Unión Europea gana terreno como destino para los empresarios nacionales. Por eso, los mayores superávit se registraran con Venezuela, Estados Unidos, Ecuador y Reino Unido. Los déficit más altos se presentaron con China, México y Brasil.

León Teicher, presidente de El Cerrejón, asegura que las cifras de crecimiento se deben a “la mezcla entre volumen y precio”. Según él, “hay mayores exportaciones de todos los que representamos este sector; además, el precio es más alto, algo que hemos visto en los últimos seis meses, que es lo que está pasando con el petróleo”.

Sin embargo, para Juan Diego Trujillo, presidente de Pizantex, este panorama es solamente producto de la “tenacidad del empresariado colombiano que ya traía negocios de meses atrás, y si el precio del dólar no se mantiene estable, no es viable que se prolongue el mismo comportamiento para el resto del año. El empresario se está manteniendo, pero si el panorama no cambia, se va a acabar la gasolina del sector exportador”.

Para Roberto Cajamarca, director de Estudios Económicos de la Cámara Colombo-Venezolana, es claro que el mercado del vecino país “sigue siendo importante para Colombia. La mayor parte del año pasado vimos que el comercio con Venezuela tuvo crecimientos constantes, mientras que con Estados Unidos las cifras se mantuvieron muy estables, como las del 2006.  Este año el comercio está creciendo alrededor del 55%, a pesar de la crisis diplomática, lo cual evidencia que más allá de los problemas políticos,  está el mercado comercial”.

Entre tanto, Luis Gustavo Flórez, presidente de Acicam, apunta que “las exportaciones han crecido fundamentalmente por las ventas a Venezuela, que el año anterior compró el 53% del total exportado por el sector”. Un cúmulo de empresarios que a pesar de la incertidumbre por la caída constante del dólar, aún tienen en sus planes de negocio el mercado internacional.

Temas relacionados

 

últimas noticias