Familiares de secuestrados recuerdan los rescates fallidos

Las familias de las personas que aún quedan en poder de las Farc recuerdan con temor los intentos fallidos que las Fuerzas Armadas han tenido por intentar un rescate militar.

Al unísono guardan la esperanza de que Colombia entera exija y presione a la agrupación guerrillera para que entreguen a los plagiados. De igual manera guardan la esperanza de que haya más liberaciones unilaterales, se entre a un diálogo, se dé un acuerdo humanitario o se llegue a un proceso de paz.

Los hechos que más recuerdan son el de la ex ministra de Cultura, Consuelo Araújo Noguera, secuestrada por las Farc el 24 de septiembre de 2001. La muerte de la recordada ‘Cacica’ se produjo seis días después de haber sido secuestrada, cuando miembros del Ejército Nacional intentaron rescatarla en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El otro mal recuerdo que guardan en la mente las familias de los secuestrados lo genera la muerte del ex gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, su asesor de paz, el ex ministro de Defensa Gilberto Echeverri y ocho soldados, quienes también se encontraban cautivos en poder de las Farc. Este fallido intento de rescate ocurrió en el municipio de Urrao, nordeste antioqueño, el 5 de mayo de 2003. Los secuestrados murieron en total indefensión, sin que los militares entraran en combate con la agrupación guerrillera.