“Las Farc están muy debilitadas”

Daniel Pécaut, director de la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS) en París, es uno de los sociólogos franceses que más conoce el conflicto armado colombiano.

Hace pocas semanas publicó su último libro Les Farc, une guerrilla sans fins?, (Las Farc, ¿una guerrilla sin fines?) que llegará próximamente a Colombia. El prestigioso investigador habló con El Espectador.

¿Ve a las Farc debilitadas?

Sí. No es normal que en los últimos años no hayan hecho mayor cosa. Durante las elecciones de 2006, las Farc no atacaron. Después murieron varios comandantes importantes y no hubo gran cosa. Y sorprende también que con todo lo que ha pasado en 2008 no hayan ejecutado ningún plan terrorista.

¿Cuáles han sido las causas del debilitamiento?

El éxito de la ofensiva paramilitar ha sido una de las causas. A partir de 1999, las Farc comenzaron a perder territorio, empezando por Urabá, después por el Magdalena Medio y así sucesivamente. La guerrilla perdió el monopolio de varias zonas por la llegada de los paramilitares.

¿Tienen las Farc un proyecto claro para el futuro?

Lo único que alcanzaron a expresar los altos jefes de las Farc, Jacobo Arenas y después Tirofijo, fue una mirada siempre hacia el pasado. La incapacidad que tienen las Farc para seducir es extraordinaria; ¡pensar que tuvieron tres años y medio de tribuna abierta en el Caguán y no fueron capaces de abrir la boca!

¿Cuál es la imagen que tiene Colombia en Francia?

En Francia existe un cierto interés por Colombia, pero hay muy poca información. Hoy la mayoría de franceses han oído hablar de las Farc y de los secuestros, pero nada más, no saben mucho.

¿El mundo conoce hoy a las Farc gracias a la mediatización del secuestro?

Francia descubre a Colombia por medio de los secuestros, pero mire que en Colombia durante mucho tiempo no se hablaba de este tema. No hubo sectores que se atrevieran a hacer una condena fuerte contra el secuestro, incluso dentro la Iglesia Católica muchos sacerdotes ayudaban a pagar los rescates. Asimismo, para algunos sectores de izquierda que no hablaban de eso porque no querían quedar mal con las Farc.

¿Considera viable la propuesta del presidente Sarkozy de aceptar en Francia guerrilleros desmovilizados?

La veo difícil. Fue una propuesta hecha antes de la liberación de Íngrid en relación con el intercambio humanitario. Ese tema no puede volver a discutirse de la misma manera. La propuesta de Sarkozy era para el pasado, él estaba listo a todo para conseguir su propio éxito. En Francia no se va a acoger personas que hayan cometido crímenes de guerra. Si quiere ayudar a Colombia tendrá que hacerlo de otra manera.

¿Si pudiera hablar con Alfonso Cano, qué le diría?

Que tiene que afanarse, que no le queda mucho tiempo si quiere una reconversión posible como movimiento político.