La feria de los contratos

La Contraloría se pronunció el lunes sobre viejas denuncias de Simón Gaviria. Los Fondos de Desarrollo Local han suscrito convenios por casi 40 mil millones de pesos durante los cuatro primeros meses de este año.

La Contraloría de Bogotá se pronunció este lunes sobre algunos contratos que ha celebrado durante los últimos dos años el Distrito, en los que diversos Fondos de Desarrollo Local hicieron particulares convenios que se oponen a la legislación contractual existente. Dichos contratos los ha firmado con entidades que poco o nada tienen que ver con las obras en cuestión, como el caso del Fondo de Bosa, que mediante una cofinanciación con la Universidad Nacional y el Convenio Andrés Bello, contrató la construcción de algunos segmentos de la malla vial de la mencionada localidad. 

Según el informe, los Fondos, y las Unidades Ejecutivas Locales, suscribieron en los primeros cuatro meses del año convenios por casi 40 mil millones de pesos. Esta situación había sido denunciada  el pasado jueves 19 de junio por el representante a la Cámara Simón Gaviria, quien dijo que “a través de la figura de los convenios interadministrativos, las alcaldías locales le han hecho el quite a la licitación, para poder adjudicar prácticamente a dedo millonarios contratos”. Para Gaviria, ha habido casos en los que el objeto social del contratista no tiene nada que ver con el objeto del contrato.

Las  “delicadas” formas contractuales  expuestas por la oficina son, en primer término, suscribir convenios interadministrativos de cofinanciación, en los que el objeto del contrato que se refiere a la unión de esfuerzos para financiar determinado proyecto, se traduce en diferentes tipos de contratos, en  los cuales uno de los cofinanciadores se abroga la potestad de la ejecución del mismo. Usualmente la participación de este contratista ejecutor se da en bienes o en servicios.

Otra de las denuncias de la Contraloría fue la   celebración de convenios o contratos interadministrativos con entidades de educación superior, fundaciones sin ánimo de lucro, entidades del orden distrital, corporaciones, etc., sin que el objeto social de la entidad ejecutora guarde relación directa con el objeto contratado. El estudio dice: “Este pronunciamiento tiene como carácter esencial informar a la Administración Distrital sobre situaciones que de no corregirse de manera oportuna, podrían constituirse en responsabilidades de carácter fiscal, con el consecuente daño al patrimonio público”. En uno de sus apartes, asegura que el tipo de contratación adelantada por los fondos de desarrollo local ha sufrido un giro con respecto a los años


2001, 2002 y 2003, pues a partir de 2004 han aumentado los contratos a través de convenios interadministrativos. En efecto, producto de  trece (13) auditorías regulares practicadas a los Fondos de Desarrollo Local de Usaquén, San Cristóbal, Usme, Tunjuelito, Bosa, Kennedy, Fontibón, Engativá, Suba, Puente Aranda, Rafael Uribe, Ciudad Bolívar y Sumapaz, se concluyó que un alto porcentaje del presupuesto es comprometido por los Fondos de Desarrollo Local mediante la celebración de convenios de diversa índole, con un reducido grupo de entidades, entre las que se cuentan organismos internacionales, instituciones de educación superior, entidades distritales entre otras, que en algunos casos no se adecúan a las condiciones mínimas de experiencia y capacidad técnica para el cumplimiento efectivo del objeto contractual.

Durante 2007, estos Fondos  suscribieron 1.288 nuevos convenios de diversa índole o contratos inter administrativos por valor de 235 mil millones de pesos, mientras que en los cuatro primeros meses  de 2008 se han celebrado 125, por un monto superior a los 38 mil millones. En el nivel interadministrativo, el contrato de mayor frecuencia es el relacionado con la reparación y recuperación de la malla vial local, que representa el 21,50% en el año 2007 y el 39,79% en lo corrido de 2008.

El informe destaca la suscripción de 85 contratos, por un valor total de 17 mil millones de pesos, entre el Fondo de Desarrollo de Bosa y la Universidad Militar Nueva Granada, en su mayoría  para ejercer labores de interventoría. Uno de los contratos más llamativos entre estas dos partes fue firmado el 28  de diciembre de 2007, según registro presupuestal N° 628, por valor de $545.000.000. Establecía “la cofinanciación y asistencia técnica entre el Fondo de Desarrollo y la Universidad Militar Nueva Granada para la ejecución de las obras de la construcción de la tercera etapa del jardín infantil el carrusel de la Alegría (Bosa Los Naranjos), conforme a la formulación del proyecto, los estudios y diseños, la licencia de construcción, el concepto técnico favorable otorgado por la UEL de la Secretaría de Integración social, los términos de referencia de la invitación hecha por el fondo a la universidad y la propuesta presentada por la universidad”.

El informe destaca, así mismo, la cantidad de contratos suscritos  por distintos Fondos en 2007 con la Red de Universidades Públicas del Eje Cafetero-Alma Máter, y que suman 80, por un valor de cinco mil 900 millones de pesos  para desarrollar diversas actividades como  labores de interventoría técnica, organización de actividades deportivas y labores de capacitación formal y no formal.

La Alcaldía Mayor dijo que las irregularidades reveladas en el informe son materia de investigación y que los hechos denunciados no son responsabilidad de la actual administración.  

El “pronunciamiento” de la Contraloría surgió a raíz de  las reiteradas denuncias de Gaviria, y fue remitido ayer al alcalde mayor de la ciudad, Samuel Moreno Rojas, quien todavía no se ha pronunciado al respecto.

 

últimas noticias