Grupo Cisneros entra a puja por tercer canal

La Comisión negó la solicitud de prórroga del plazo de inscripción hecha por Televisa y Televisión Nacional de Chile.

Este miércoles, a las 6 de la tarde, se conocerán por fin los nombres de los grupos que se disputarán la nueva concesión del tercer canal de televisión privada en Colombia, que debe empezar a funcionar a finales de 2009.

Pese a que hasta el martes la Comisión Nacional de Televisión (Cntv) estudiaba la posibilidad de extender por unas semanas el plazo previsto para que los interesados en el negocio se inscribieran, a última hora la entidad optó por mantener el miércoles 30 como límite para dichos efectos.

La posibilidad de la prórroga había sido solicitada por la mexicana Televisa y empresarios chilenos, Televisión Nacional de Chile y el industrial Alejandro Carboni  (también chileno), quienes manifestaron a última hora su intención de ingresar a la puja.

Así las cosas, la única sorpresa —si es que se le puede llamar así— fue la inscripción del Grupo Cisneros, de Venezuela, que pese a quedarse sin socio colombiano tras la decisión de Luis Carlos Sarmiento de retirar su aspiración, pagó esta semana los $98,7 millones de inscripción.

Ya habían hecho ese trámite ante el Registro Único de Operadores Privados Comerciales de Servicio Público de la Televisión las multinacionales españolas Prisa y Planeta.

Nada se sabe por el momento en los pasillos de la Comisión sobre los otros conglomerados que sonaron en principio como interesados en la adjudicación. Ni el industrial mexicano Ángel González, ni Telemundo, ni Univisión hicieron llegar sus propuestas.

El proceso establecido señala que para oficializar su aspiración los interesados deben inscribirse, certificar experiencia y capacidad económica para implementar la infraestructura de un canal y presentar a cada uno de sus socios.

Los cinco comisionados acordaron mayoritariamente que no es oportuno ni justificable conceder una prórroga cuando quienes están interesados ya han pagado.

Una fuente cercana al proceso indicó que la decisión de negar la prórroga fue adoptada por unanimidad por los cinco miembros de la Cntv.

 Fue tal la insistencia de Televisa y de los empresarios chilenos para que se ampliara el plazo, que ayer al mediodía las cabezas de la Cntv se reunieron para deliberar la conveniencia o no de un nuevo plazo. Se oyó la voz de la ministra de Comunicaciones, María del Rosario Guerra, quien, según fuentes consultadas por El Espectador, afirmó desde el principio que para dar más transparencia al proceso se debía dar esta espera para que pudieran ingresar nuevos competidores.

Aunque el procurador general, Edgardo Maya, le pidió a la Cntv que la concesión del nuevo canal se haga mediante una subasta, en la entidad aún no está claro de qué forma se hará. Las opciones son la subasta o la calificación técnica y de


experiencia de los interesados, pero sólo en octubre, cuando también se sepa si habrá un cuarto canal privado, se conocerá el procedimiento elegido.

Del mismo modo, el 5 de agosto la Cntv revelará los términos de las prórrogas, por 10 años, para Caracol y RCN. Los nuevos contratos, que incluirán la implementación de la televisión digital, se deberán estar firmando a principios de diciembre de este año.

El director (e) de la Comisión, Juan Andrés Carreño, reveló que un grupo de expertos de la entidad está haciendo el balance técnico, financiero, de contenidos, jurídico, de regulación y de competencia para presentar ese informe en los próximos días.

Conveniencia de la subasta

La carta del Procurador General de la Nación, Edgardo Maya, llamó la atención sobre el proceso de entrega del tercer canal. Le sugirió a la Comisión de Televisión que el procedimiento sea una subasta pública para garantizar mayor cobertura, competencia y calidad.

La misiva es estudiada por la junta directiva de la CNTV, pero el director (e), Juan Andrés Carreño, aclaró que la entidad es autónoma para decidir el procedimiento para la asignación. Y aunque la invitación del jefe del Ministerio Público supone que ganará el que más dinero ofrezca, Carreño aseguró que no por optimizar los recursos del Estado, se va a dejar en manos de cualquier grupo la identidad nacional y la responsabilidad que tiene un nuevo medio de comunicación.

Los gigantes que entrarán al proceso

Entre verdaderos poderosos de los medios de comunicación del continente y de Europa se dará la lucha de titanes para elegir al nuevo concesionario de la televisión privada.

Los que ya están listos para iniciar el proceso son:

GNM y Prisa: lo integran el inmenso conglomerado español Prisa, dueño en Colombia de Caracol Radio; el Grupo Nacional de Medios, que son los periódicos regionales agremiados y CM&, con la tutela del experimentado periodista Yamid Amat. También lo integraría el dueño de Avianca, el empresario colombo-brasileño Germán Efromovich.

Planeta: algunos de los medios de ese grupo en Colombia son: la Casa Editorial El Tiempo con todos sus periódicos y Editorial Planeta. En España es dueño del canal Antena 3 y de los diarios La Razón y ADN.

Grupo Cisneros: es venezolano, propiedad del magnate Gustavo Cisneros. Aunque se oficializó que el industrial Luis Carlos Sarmiento no sería su socio para este negocio, Cisneros entró a la puja, pero por una norma que beneficia a los países miembros de la CAN no necesitaría a un socio colombiano para participar. Es dueño de Venevisión.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Industria se recuperó en el tercer trimestre