Los beneficios de vivir en un barrio antiguo

La edad del barrio en el que una persona resida puede afectar el riesgo de que sufra o no de obesidad, según un estudio que realizó la Universidad de Utah (Estados Unidos).

“Los barrios más viejos se diseñaron de formas que sustentan las opciones saludables”, explicó Bárbara Brown, coautora de la investigación.

Y agregó que “en los barrios más tradicionales hay veredas arboladas, estaciones de autobús y locales atractivos que invitan a que los residentes caminen”.

Para llegar a esta conclusión los investigadores usaron información de la Oficina del Censo y de las licencias de conductores y datos sobre el índice de masa corporal (IMC) de más de 450.000 adultos que viven en el Condado Salt Lake, en Utah. Un índice normal de ICM es de 18,5 a 24,9 y un IMC por encima de 25 se considera exceso de peso.

El estudio encontró que las personas que viven en barrios tradicionales, con altos niveles de densidad de población y diseños de calles que invitan a pasear, presentan una reducción en su ICM. Esto significa que el riesgo de obesidad en las mujeres disminuiría un 8% y el de los hombres un 13%.

 

últimas noticias