Los ‘elegidos’ del presidente Álvaro Uribe

<p>Gobierno conformó Comisión de Académicos para nueva reforma política. La componen dos ex ministros, tres ex magistrados de las altas cortes, una ex senadora y un rector universitario. </p>

El Gobierno dice que tendrá “total autonomía” y que los cambios a proponer serán sobre partidos y elecciones. La oposición cree que detrás de la nueva Comisión lo que se esconde es una contrarreforma constitucional.

Tal y como lo había anunciado la semana pasada, y un día después de que el proyecto de reforma política —con el que se buscaba recuperar la legitimidad perdida del Congreso de la República por cuenta del escándalo de la parapolítica— se hundiera en el Congreso, el Gobierno Nacional dio a conocer los nombres de lo que llamó una “Comisión de Académicos”, que de aquí al 20 de julio se encargará de asesorar y estructurar una nueva iniciativa para superar la crisis política que afronta el país.

La Comisión, dada a conocer por el ministro del Interior y Justicia, Carlos Holguín Sardi, está conformada por dos ex ministros —uno de ellos también ex vicepresidente—, tres ex magistrados de las altas cortes, una ex senadora y un rector universitario. Se trata de Hugo Palacio Mejía (ex ministro de Hacienda), Humberto de la Calle Lombana (ex vicepresidente y ex ministro de Gobierno), Eduardo Montealegre (ex magistrado de la Corte Constitucional), Doli Pedraza de Arenas (ex magistrada del Consejo de Estado), Carlos Ignacio Jaramillo (ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia), Vivian Morales (ex senadora) y Rodrigo Noguera Calderón, actual rector de la Universidad Sergio Arboleda.

El próximo lunes a las 7:00 de la noche, en la Casa de Nariño, se instalará oficialmente la Comisión, que en concepto del ministro Holguín, tiene un perfil académico, “alejado de la polarización y la confrontación política”. “Entre los siete estudiarán los mecanismos más adecuados para profundizar en la reforma política y encontrar alternativas para hacer responsables a los partidos y blindarlos frente a los embates de organizaciones criminales que quieran apoderarse de ellos para influir en las decisiones del país”, explicó.

Al presentar la Comisión de Académicos, Holguín Sardi enfatizó en que el Gobierno les garantizará su “total autonomía”, al tiempo que aclaró que la reforma a proponer tiene que ver con partidos, elecciones y organización electoral y que estará dispuesta también a abrir espacios a las sugerencias de todos los partidos y movimientos políticos, incluyendo los de la


oposición. “Precisamente por eso se le ha querido rodear de ese carácter académico, para que tenga un ambiente sin confrontación, pueda hacer contactos con todos los sectores políticos, sociales y económicos y todo lo que se necesite para construir un consenso en torno al tema”, enfatizó el Ministro del Interior y de Justicia.

El Gobierno no dejó entrever si la nueva Comisión de Académicos podría hacer eventualmente otro de tipo de recomendaciones, como por ejemplo en el tema de la justicia. En concepto de algunos analistas, esa es una posibilidad que sigue abierta, teniendo en cuenta el perfil de los escogidos y la insistencia del ministro Holguín de que “no le vamos a trazar los temas. Nosotros invitamos a estos personajes a prestar una colaboración al país sobre la base de que ellos tienen su autonomía”.

Sin embargo, es claro que uno de los ‘chicharrones’ que deberá resolver la nueva comisión tiene que con ver el castigo a los partidos cuyos congresistas resulten involucrados con grupos ilegales o de narcotraficantes. ¿Será que el Gobierno no tirará línea al respecto, sabiendo que lo que está en juego son las mayorías en el Congreso y la gobernabilidad?

¿Reforma constitucional?

Pero no fue sino que se conocieran los nombres de la Comisión de Académicos, que algunos prefieren llamar “Comisión de Notables”, para que inmediatamente surgieran voces a favor y en contra y quedara en el ambiente un inminente ‘choque’ con el Congreso de la República. En carta dirigida al presidente Álvaro Uribe, la presidenta del Legislativo, senadora Nancy Patricia Gutiérrez, le recordó que el Congreso es el “único camino posible” para la aprobación de reformas, incluida la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Gutiérrez le propuso al Primer Mandatario “unir esfuerzos, convocar voluntades y construir consensos entre los partidos, incluida la oposición, para sacar adelante una reforma política y electoral e incluso una Asamblea Constituyente”. Y aunque le ofreció también todo el respaldo a la nueva Comisión de Académicos, la legisladora insinuó que el Congreso, necesariamente, “seguirá avanzando en el desarrollo de su propia estrategia” para salir de la crisis.

Por los lados de la oposición, la Comisión es vista con recelo y con el temor de que su trasfondo sea una reforma a la Constitución de 1991, a la medida del uribismo. El senador del Polo Democrático Gustavo Petro planteó que se trata de un


organismo “muy conservador desde el punto de vista ideológico”, agregando que, por sus integrantes, “se puede deducir que lo que se hará es una contrarreforma constitucional”.

Por su parte, el liberal Héctor Helí Rojas encontró reparos por la falta de participación de los movimientos políticos. “No es una comisión partidista y no se qué hace allí la ex senadora Vivian Morales”, mientras que Jorge Robledo, también del Polo, fue mucho más pesimista al plantear una pregunta: “¿Cuántos crímenes se han cometido a nombre del ‘notablato’? Me temo lo peor de esa Comisión de Notables”. A su vez, el dirigente liberal Luis Carvajal indicó que todos los nombrados representan un sector político “no vigente” y que “faltó representación del empresariado colombiano”.

Del lado de la coalición uribista, la senadora de Cambio Radical Elsa Gladys Cifuentes opinó que la Comisión de Académicos constituye un “buen plan B” ante el hundimiento de la reforma política en la Comisión Primera. “Está comprobado que las grandes reformas no pueden salir de acá mismo del Congreso”, enfatizó. Y Juan Carlos Vélez, del Partido de la U, expresó que los llamados por el Gobierno han tenido importantes investiduras y conocen la historia del país, dos aspectos que los avalan para proponer salidas a la crisis política que atraviesa Colombia.

Para Armando Novoa, director ejecutivo del Centro de Estudios Constitucionales —Plural—, los nuevos “comisionados” sólo representan a los sectores amigos del Gobierno, al tiempo que recordó que la ex senadora Vivian Morales fue quien, cuando era congresista, promovió la acción de tutela en la Corte Constitucional que bloqueó el proceso 8.000. “No se trata de discutir las calidades académicas y personales de cada uno, sino de examinar qué representan. No es una comisión pluralista y los partidos de oposición no tienen allí vocería. Es claro que el Gobierno está pensando hacer una reforma con un pensamiento monolítico alrededor del uribismo, lo cual llevará a profundizar aún más la crisis”, dijo.

Novoa es de los que advierten también la intención de una contrarreforma a la Constitución del 91. En su concepto, resulta paradójico que el Gobierno hable ahora de una “verdadera reforma que ayude a superar la crisis política”, cuando acaba de promover el hundimiento de la ‘silla vacía’ en el Congreso. “Eso desnuda la estrategia de simulación y reformismo, sin afectar los partidos responsables de la parapolítica. Ahora proponen una comisión que va a incorporar —más que una reforma política— una reforma a la justicia, que implicará la doble instancia en el juzgamiento de los parlamentarios y los altos funcionarios del Estado, al igual que limitaciones a las competencias de la Corte Suprema. Van a modificar es la parte orgánica de la Constitución”, advirtió.

De cualquier manera, tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo saben que lo que plantee la nueva ‘Comisión de Notables’ tendrá que pasar necesariamente por el filtro de senadores y representantes a la Cámara. Y es allí donde se dará un nuevo pulso político, sólo que en esa hora el escenario político seguramente será muy diferente al que se vive hoy y posiblemente ya estará abierto el partidor de las candidaturas presidenciales.

La otra comisión

En la carta que la senadora Nancy Patricia Gutiérrez le envió al presidente Uribe, respaldó a la “Comisión de Reforma del Sistema Político y Electoral”, integrada por voceros de los distintos partidos con asiento en el Senado. Gutiérrez enfatizó que dicha comisión cuenta con una Secretaría Técnica a cargo del Proyecto ‘Reforma Política PNUD-IDEA Internacional’,


auspiciada por tales organismos de cooperación internacional, que han puesto a disposición del Congreso un grupo de expertos y el apoyo necesario para examinar experiencias de otros países. ¿Contrapeso a los ‘notables’?

“Un recurso útil y necesario”

Enrique Serrano, analista en temas políticos, dio a El Espectador su punto de vista respecto a las implicaciones que tiene la creación de la ‘comisión de notables’.

“El recurso de los notables es una herramienta efectiva que busca establecer que se dé cierto nivel de neutralidad en medio de una situación que se considera como un juicio difícil.

La comisión será bien recibida por la opinión pública, pues su labor ayudará a limpiar asperezas para poder encontrar un punto intermedio y de conciliación.

Evidentemente, los notables facilitan las cosas. El grupo tendrá la potestad de intervenir útilmente y calmar los ánimos entre actores propios de la vida política interna.

Cualquier recurso que sirva para buscar una salida en medio de tanto escándalo, es válido y necesario. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el criterio para elegir los miembros es bastante complejo, no siempre se van a obtener los resultados que se quieren, pues es difícil cumplir expectativas que le resulten agradables o satisfagan a todos los sectores”.

Reacciones

Humberto de la Calle

Fue registrador nacional del Estado Civil en 1982, y luego ejerció como  magistrado de la Corte Suprema de Justicia. En 1990 fue nombrado ministro de Gobierno, por el presidente César Gaviria. Representó al Gobierno en la Asamblea Nacional Constituyente. En 2000 ocupó el cargo de Ministro del Interior. 

Carlos Ignacio Jaramillo

Es doctor en Ciencias Jurídicas, egresado de la Universidad Javeriana. Magíster en Derecho y Economía de Seguros y Reaseguros. Fue magistrado de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia.

Rodrigo Noguera Calderón

Doctor en Derecho y Filosofía, egresado de la Universidad Javeriana. Fue superintendente de Sociedades en 1978, presidente de la Comisión Nacional de Valores en 1981, magistrado del Consejo Nacional Electoral, y presidente del mismo entre 1994 y 1998. Actualmente es rector de la Universidad Sergio Arboleda

Doli Pedraza de Arenas

Doctora en Derecho y Ciencias Sociales y Políticas. Fue fiscal ante el Consejo de Estado en 1981, consejera de Estado en 1990, vicepresidenta de esta corporación en 1995 y su presidenta en 1998.

Vivian Morales

Senadora de origen liberal, llegó al Congreso en nombre de la comunidad evangélica. Fue fundadora del partido Frente de Esperanza. Se destacó por apoyar la absolución del ex presidente Ernesto Samper cuando se dio el conocido Proceso 8.000.

Eduardo Montealegre

Fue magistrado y presidente de la Corte Constitucional en 2002. Posteriormente trabajó con las Naciones Unidas. Actualmente se desempeña como docente en la Universidad Externado, donde uno de sus grandes amigos, Jaime Bernal Cuéllar, se desempeña como Decano de la Facultad de Derecho.

Hugo Palacio Mejía

Fue ministro de Hacienda durante el gobierno de Belisario Betancur. Así mismo, se desempeñó como gerente del Banco de la República.

Temas relacionados
últimas noticias