Los nuevos dueños de María Paz

En Kennedy 165 familias obtuvieron la titulación de sus viviendas.

Don Enrique León lleva 17 años viviendo en el sector de María Paz, localidad de Kennedy, y sólo hasta ahora su nombre aparece registrado en la escritura de propiedad de su casa. Él, junto con otras 164 familias del mismo sector, celebraron ayer el final de un pleito judicial con Corabastos, porque ambas partes reclamaban  la propiedad de la tierra. 

La historia comenzó en 1991, cuando unos terrenos pertenecientes a la Central de Abastos fueron invadidos por un grupo de personas que se apropiaron del lugar y les vendieron los predios a terceros, entre ellos a don Enrique León. Los “propietarios” construyeron en el sector y le llamaron al nuevo barrio María Paz.

El problema estuvo en silencio hasta hace seis años, cuando los habitantes de esta zona, representados por el abogado Franco Mauricio Burgos, en un proceso de pertenencia, decidieron demandar su caso en el juzgado 13  Civil del Circuito de Bogotá para reclamar la propiedad de sus viviendas de interés social.

“En 2006 el Tribunal de Bogotá falló en favor de las 165 familias y les concedió el derecho de dominio de este terreno, por todo el tiempo que llevaban habitando allí —explica el abogado Burgos—. Un año después, Corabastos interpuso una acción en segunda instancia para apelar la decisión y posteriormente un recurso extraordinario de casación ante la Corte Suprema de Justicia, pero la anulación no fue concedida”.

Esta última decisión se publicó en febrero de este año. Nuevamente la Corte ratificó que los habitantes de María Paz tenían el derecho de pertenencia de estas propiedades.  


“Estas son viviendas de interés social que deben costar menos de 135 salarios mínimos, y las personas pueden reclamar el dominio porque están asentadas hace más de cinco años en estos predios”, dice Burgos.

Don Enrique, quien vive allí con su esposa, María Lilia Vargas, y sus tres hijos, ha seguido de cerca todo el pleito. Por eso maneja con toda la confianza los términos jurídicos: “A partir de hoy somos propietarios del terreno y la construcción. Nos hacía falta el título que nos declarara propietarios, no simples poseedores”, dijo ayer en el acto de entrega de escrituras y certificados de tradición a cada una de estas familias, en el que estuvieron presentes la Personería, la Contraloría y el alcalde local, Jesús Mateus.

Además, don Enrique no ahorró esfuerzos para expresar su felicidad por la noticia: “Por fin, después de 17 años, somos los dueños de nuestras viviendas. Estamos muy alegres porque vamos a tener muchos beneficios. Si necesitamos un préstamo tenemos una propiedad para dar en garantía y si necesitamos venderlo hacemos con escritura”.

El sector de María Paz está conformado por 2.162 predios. Todavía, en esa zona, hay 1.500 familias que no han logrado obtener la titulación de sus viviendas. “Hubo mucha gente que no quiso hacer parte de este proceso porque nos tenían desconfianza, pensaban que era imposible ganar, pero nosotros lo logramos y vamos a seguir trabajando con ellos”, concluyó Burgos, hablando en nombre del Consorcio Jurídico Especializado, el colectivo de abogados que logró darles a 165 familias el título de propietarios de las viviendas que habitaban hace más de una década.

Temas relacionados