Los otros deseos de Reece Fleming

Tan pronto se enteró de que no tenía mucho tiempo de vida, Reece Fleming hizo una lista de las cosas que le gustaría hacer “antes de partir“.

En primer lugar estaba casarse con Elleanor Pursglove, de 8 años, y con quien contrajo matrimonio un día antes de morir. No fue el único deseo que Reece alcanzó a cumplir. Otra de las cosas que el niño siempre quiso hacer fue dar una vuelta en un Ferrari y un Porsche. Lo consiguió. Su mamá hizo que el niño lograra dar ese paseo.

A Reece también le gustaban los bomberos. Quería ser uno. Así que sus padres consiguieron que el pequeño pasara todo un día en la estación del pueblo en donde vivía.

Y aunque siempre estuvo alejado de sus amigos, también le pidió a su mamá hacer una fiesta de piratas para compartir con ellos. “Él llenaba con su presencia el lugar, hacía amigos fácilmente”, aseguró Mick Thompson, su padrastro.

Temas relacionados