Más que una nueva cara

La Compañía Colombiana Automotriz presenta su Mazda 5. El familiar de la casa japonesa viene repotenciado y con cambios estéticos que la hacen ver más deportivo.

No es simplemente un cambio de imagen. Con la nueva versión de la Mazda 5, la marca japonesa no sólo se centró en las partes estéticas del vehículo, sino que quiso ir mucho más allá, entregándole a los usuarios mejores prestaciones en motorización.

Y, en ese sentido, eso se ve en el aumento del 7,4% de caballaje con respecto al modelo anterior y, de igual manera, con una mejoría en el torque del propulsor de 2.0 litros con cuatro cilindros en línea, 16 válvulas y doble árbol de levas, que ahora entrega una potencia máxima de 145 caballos y un torque que pasó de 17,8 kgm con el tacómetro en 4.000 revoluciones, a 18,75 kgm (relación de peso potencia de 9,9 kilos por cada caballo)

Pero esa no es la única novedad. En la transmisión también existen sorpresas, representadas en una caja mecánica de seis velocidades, con relación final de 4,588, que la hacen muy conveniente para la topografía colombiana; y una automática de cinco velocidades con posibilidad de manejo secuencial.

La Mazda 5 tiene un peso de 1.435 kilogramos y sus creadores han hecho énfasis en la sensación de comodidad, algo fundamental en un vehículo de la gama familiar. En este sentido trabajaron en la optimización de la suspensión, logrando un vehículo estable y de fácil manejo, aun en condiciones de curvas exigentes o cambios de carril.

Estéticamente, la Mazda 5 también cambió. El frontal fue diseñado con una parrilla más estrecha en forma de V, con el logo de las alas al centro, una entrada de aire más amplia abajo, enmarcada por nuevos diseños para el sitio en el que se alojan las exploradoras.

 Los stops de esta versión también fueron renovados y su fondo rojo desapareció para dar espacio a uno plateado. Los bómperes también son diferentes y ahora cuenta con un spoiler trasero, que la hace ver mucho más deportiva.

Lo bueno lo conservan, como es el caso de la flexibilidad del espacio interior, los asientos independientes para seis adultos, el diseño del piso plano que hace fácil desplazarse libremente y con más seguridad por toda la cabina y el ajuste de deslizamiento hacia adelante y atrás de las sillas, el control de reclinación, el apoyabrazos central ancho, entre otros, además del séptimo asiento abatible y la funcional caja (Karakuri) de diseño Mazda, que puede ser habilitado de una manera u otra, dependiendo de la necesidad.

Para esta versión, los ingenieros de Mazda se propusieron mejorar aún más el desempeño del sistema de aire acondicionado para los asientos de la segunda y tercera fila, incorporando un sistema de ventilación trasera para lograr el mayor confort de todos los pasajeros. Por otro lado, los stops son tipo led y los rines son más modernos y estilizados.

El sistema de puertas de apertura corrediza, que garantiza que en espacios reducidos puedan entrar y salir del automóvil todos los acompañantes, tiene un dispositivo de seguridad antiatrapamiento que deja la puerta fija cuando se abre para evitar cierres intempestivos que puedan causar una lesión en especial en aquellos casos en los que niños pudieran estar jugando. La Mazda 5 ya está disponible en los concesionarios del país.

Temas relacionados
últimas noticias