‘La oposición debería estar feliz’

La repetición de los comicios sería para legitimar las elecciones de 2006-2010, a menos que el Congreso lo modifique.

Mientras el país permanece atento al pronunciamiento de la Corte Constitucional sobre el acto legislativo de reelección, que fue puesto en duda por la Corte Suprema la semana pasada, el Gobierno avanza contra el reloj en la elaboración de su propuesta de referendo que debe radicar en el Congreso de la República, para que eventualmente el pueblo determine si se deben o no repetir las elecciones presidenciales.

Mañana el presidente Álvaro Uribe se reunirá con el nuevo ministro del Interior, Fabio Valencia; con la presidenta del Senado, Nancy Patricia Gutiérrez; y el presidente de la Cámara, Óscar Arboleda, para discutir la redacción de la pregunta que contendrá la iniciativa del Primer Mandatario.

El asesor presidencial José Obdulio Gaviria cree la propuesta   es “muy  positiva” y hasta le encontró beneficios para los contradictores: “Con la repetición de las elecciones se presentarán también los que tanto desean tumbar al Presidente... Si yo fuera oposición me pondría feliz”.

Sin embargo, son muchas las inquietudes alrededor del tema, y una de ellas es si el mandato de Uribe comenzaría de cero o continuaría. Gaviria aseguró que el referendo sólo busca legitimar las elecciones de 2006-2010 y Uribe no empezaría de nuevo, “a no ser que el Congreso le haga modificaciones a la iniciativa”.

Para Nancy Patricia Gutiérrez, la duración de lo que decida el referendo depende de cómo se redacte la pregunta. Si fuera para darle respaldo al actual, sería hacer elecciones para un año, porque la jornada electoral se organizaría en 2009 y el período actual termina en 2010.

Por eso considera que no sería una repetición de elecciones, sino una elección que refrenda las dudas frente al mandato, porque de lo contrario se podría presentar cualquier persona.

La prosperidad del proyecto es tan lejana para la oposición que la compara con resucitar un muerto. “Repetir elecciones es una idea estúpida que no ha sucedido en ninguna parte del mundo. La única salida es restituir el ordenamiento constitucional, suspender el actual período presidencial y hacer elecciones con nuevos candidatos, sin Uribe”, explicó el senador Gustavo Petro..


En el mismo sentido reaccionó el  ex presidente de la Corte Constitucional, Alfredo Beltrán Sierra, quien aseguró que la iniciativa no es un referendo, ni tampoco un plebiscito, porque no cumple con su naturaleza jurídica.

“En Colombia no se pueden  repetir elecciones. Lo que Uribe debe hacer es acatar la sentencia y someterse a la Constitución, que si declara ilegítimo el acto legislativo tendría consecuencias que ponen entre dicho su mandato”.

Con la iniciativa podrían surgir nuevos candidatos.

El temor de la senadora Cecilia López es que se inestabilice el país, porque la variable más importante de la economía es la expectativa. Su consejo es que Uribe escuche a los expertos.

A la espera de la Corte

Antes de que se presente la iniciativa, la presidenta del Senado hizo un llamado a la Corte Constitucional para que acelere su pronunciamiento “y sobre esa base el Congreso tendrá elementos para tomar una decisión. Si la Corte ratifica que no habría necesidad de revisar la constitucionalidad del acto de reelección, no sería necesario el referendo”.

Sin embargo, la Corte tendría que pronunciarse sobre dos aspectos: la sentencia de la Corte Suprema y la demanda de un grupo de ciudadanos que pide en virtud de la yidispolítica revisar la sentencia que declaró exequible el acto de reelección. Beltrán Sierra dijo que todo depende de si el alto tribunal tiene competencia o no para pronunciarse.

Si la Corte dice que no puede referirse otra vez al tema porque no tiene competencia, entonces ordenaría archivar las peticiones. La otra opción es que la Corte diga que cuando se pronunció declarando válido el acto de reelección, en octubre de 2005, no había sentencia de cohecho para un voto decisivo.

Entonces, como Yidis Medina incurrió en  delito al vender su voto, la Corte puede argumentar no darle fuerza de cosa juzgada a la sentencia de 2005 para  declararla inválida y juzgar de nuevo el trámite de la reelección en el Congreso.

Mientras tanto queda esperar el trámite de la iniciativa en el Congreso de la República, que no podrá esperar hasta el 20 de julio, cuando comiencen las sesiones ordinarias, sino que por sugerencia del Presidente deberá realizarse en sesiones extras con mensaje de urgencia. Según  Gutiérrez, la fecha para convocar extras podría ser el 15 de julio con citación a las comisiones primeras de Cámara y Senado.

Temas relacionados