Psicólogos en la red

El único requisito para recibir atención de los especialistas es tener un computador conectado a internet.

Paula Andrea Vargas, una joven psicóloga que vive en Medellín, decidió abandonar su consultorio para dedicarse a atender pacientes virtuales. Todos los días, hasta altas horas de la noche, permanece en su casa sentada frente al computador leyendo los mensajes de confusión, tristeza, desespero, ansiedad y miedo que le escriben diferentes personas en el chat. Cada una de ellas dispone de 40 minutos para contarle sus problemas y recibir asesoría psicológica.

Doctor Ayuda es el nombre de esta novedosa empresa colombiana para la que trabaja Paula Andrea desde hace varios meses. Su creador, Orlando Joven, cuenta desparpajado que la idea surgió porque estaba buscando oportunidades de negocio en internet y después de hacer una juiciosa investigación de mercadeo, encontró que un grupo significativo de colombianos tenía dificultades para recibir tratamiento, porque no contaba con el tiempo suficiente para desplazarse hasta el consultorio del especialista.

“Si a través de la red se pueden hacer compras, ver películas, programar el itinerario de unas vacaciones e incluso presenciar el funeral de un ser querido, por qué no asistir al psicólogo”, sostiene Orlando Joven.

La primera consulta en doctorayuda.com es gratuita. Las personas interesadas ingresan en la página web y durante 15 minutos son valoradas por un especialista, quien determina el tipo y la intensidad del tratamiento que deben seguir. Posteriormente se programa el horario de las citas, que estará acorde a la disponibilidad del paciente.

Para ello, Orlando Joven contrató a un grupo de psicólogos, que trabajan desde distintas ciudades del país y que realizan turnos en diferentes horas del día y de la noche, con el fin de garantizar el servicio los siete días de la semana durante 24 horas. Cada sesión tiene un valor de $13.000 y la consulta es totalmente anónima, por eso los pacientes que así lo deseen pueden utilizar seudónimos como usualmente se hace en el messenger.

 Paula Andrea reconoce que al comienzo no se sentía muy cómoda, pues el contacto visual y el poder observar los gestos y movimientos de los pacientes son fundamentales para ella. Sin embargo, con el tiempo se fue adaptando a este nuevo estilo de consulta y descubrió que la gente se expresa mejor por internet, se siente más tranquila para hablar de sus problemas.

“Como la única información que tienen que darnos es su correo electrónico para que les acordemos el horario de las citas, los pacientes experimentan una sensación de libertad, saben que pueden hablar de todo y no serán juzgados”, explica Paula Andrea.

Con sólo seis meses de funcionamiento, Doctor Ayuda ha recibido 3.500 consultas y registrado 150 pacientes que asisten regularmente a terapia. De ellos, solamente dos son menores de edad. Pero para poder ser admitidos tuvieron que mandar por e-mail una copia del registro civil y de la tarjeta de identidad y una autorización firmada por sus padres.

La meta de Orlando Joven es ampliar el servicio a otros países de Latinoamérica. De hecho, ya están atendiendo 22 pacientes en Argentina, 18 en México, ocho en Estados Unidos, tres en Paraguay y uno en Chile. “El secreto es contar con psicólogos especializados en terapia infantil, de pareja y de familia, para poder atender cualquier tipo de paciente”, concluye Joven.

En cifras

2.000 pacientes de toda Latinoamérica calcula doctorayuda.com que tendrá registrados al finalizar este año.

10 personas al día atiende  cada uno de los psicólogos que trabajan en Doctor Ayuda. El horario de atención depende de la disponibilidad del paciente.

[email protected]

Temas relacionados