Se calienta el Polo

El senador Jaime Dussán advierte que Carlos Gaviria no se irá y lo que está preparando es su candidatura para enfrentar al presidente Uribe.

La ratificación de Daniel García-Peña como secretario general del partido, el jueves pasado en reunión del Comité Ejecutivo, amenaza con resquebrajar la unidad dentro del Polo Democrático Alternativo. Su presidente y ex candidato presidencial, Carlos Gaviria Díaz, amenazó con renunciar a su cargo, inconforme con esa decisión.

El mismo Gaviria dice que no se trata de asuntos personales y reconoce incluso que García-Peña es su amigo. “No es que yo no lo quiera a él. Él ha sido mi amigo y lo respeto. Mis motivos no son personales, ni fútiles”, dijo en diálogo con El Espectador. Sus propuestas para ocupar la Secretaría General del Polo eran el ex concejal Carlos Romero o el ex gerente de Metrovivienda, Germán Ávila. Pero el comité ejecutivo votó y Daniel García-Peña ganó con 14 votos.

Ante la ‘pataleta’ de Gaviria, que no es la primera pues en otra oportunidad había amenazado con irse del Polo y Antonio Navarro tuvo que convencerlo para que se quedara, en el interior de la colectividad prefieren la prudencia. Lo que se ha filtrado hasta el momento es que el ex candidato presidencial no comparte el manejo que García-Peña le habría dado a los gastos, incluyendo los de la pasada campaña para elegir autoridades locales y regionales, en la que habría un desfase cercano a los $1.000 millones y tendría al partido en calzas prietas en materia económica.

Y aunque muchos digan que “no pasa nada”, que son “simples diferencias internas”, de lo que no cabe duda es que Carlos Gaviria Díaz sí puso sobre la mesa, al menos verbalmente, su decisión de hacerse a un lado de la presidencia del Polo. “Yo dije claramente que si el comité ejecutivo del partido ratificaba a García-Peña en su cargo, yo me iba porque no podía seguir siendo el presidente. Ellos me dijeron que el próximo lunes, día en que se reunirá nuevamente el comité, le darían solución al asunto mediante un mecanismo interno nuestro”, explicó.

Dicho “mecanismo interno” tendría que ver con una especie de ‘junta de crisis’, integrada por ocho miembros del mismo comité ejecutivo de la colectividad, quienes se reunirían para buscarle una salida al choque entre su presidente y su secretario general. “El Polo no está fracturado. Confío en que el lunes quede superado este episodio”, enfatizó Gaviria, sin querer ampliar los motivos de su inconformidad. Tampoco fue claro en decir si esa solución pasa por la salida suya de la presidencia o la de García-Peña de la secretaría.

La salida a la luz pública de este encontrón, que aparentemente es uno más de los muchos que puede tener cualquier movimiento político en el país, ha hecho crecer los rumores y comentarios sobre una puja al interior del Polo Democrático, en momentos en que comienza a agitarse el debate de las candidaturas presidenciales de 2010. Para nadie es un secreto que dentro del más importante partido de izquierda en el país, hay cuatro figuras que esperan quedarse con dicha postulación: el ex alcalde de Bogotá Luis Eduardo Garzón, el senador Gustavo Petro, el ex gobernador del Valle Angelino Garzón y el mismo Carlos Gaviria.


Asimismo, desde el momento de su creación, todos saben que en el Polo existen dos corrientes políticas que se pelean el poder. Una, liderada por el mismo Gaviria y cuya tendencia es hacia la izquierda pura. La otra, la de Lucho Garzón, partidaria de un Polo más hacia el centro del espectro político.

Por eso, siempre que se da este tipo de fricciones, comienza a hablarse de resquebrajamiento, polarización, división y hasta disolución del Polo Democrático Alternativo. “Es un chisme más de pasillo que alguien escuchó y lo magnificó con la única intención de hacernos daño. A eso juega el uribismo, pero en realidad no pasa nada”, dijo el senador Gustavo Petro, uno de los considerados ‘moderados’ del partido.

Lo mismo piensa su colega en el Senado Luis Carlos Avellaneda, quien cree que el ideario de unidad adoptado por la colectividad en la pasada asamblea general debe primar sobre todas las divergencias. “No creo que el tema vaya a marcar una división. Vamos a pedirle a Carlos Gaviria que reconsidere su renuncia y que continúe en la presidencia. No veo quién pueda ocupar ese lugar, porque para estar en la presidencia se requiere equilibrio y una alta dosis de ética y todo eso lo reune él”, señaló.

Pero el senador Jaime Dussán fue más frentero y puso el dedo en la llaga al reconocer que Carlos Gaviria está preparando el camino para enfrentarse al presidente Álvaro Uribe, en la disputa por la Presidencia en 2010. “Él no se va. Gaviria se está preparando para ser candidato. Es el hombre que va enfrentar Uribe en 2010. Por ahora se está afeitando la barba, lo demás son despistes de la oposición”, enfatizó.

Las palabras de Dussán calientan aún más el ambiente. En una entrevista con El Espectador, el pasado 28 de abril, el ex alcalde Lucho Garzón anunció su disposición de “congelar” su aspiración presidencial “mientras no sienta que en este país cambian las reglas del juego”. Se refería a las condiciones de deslegitimación de la política que se viven en la actualidad por cuenta de la parapolítica. Y en cuanto al Polo, advertía que tenía que actuar con “más audacia política”, porque se había quedado “discutiendo cosas internas y poca gente le está ayudando a hacer la tarea”.

Falta ver ahora qué piensa Lucho de lo que dice Dussán. Porque perfectamente puede intuir que la “indiferencia”, con que dice lo han tratado en los últimos meses, se puede estar traduciendo en un intento de cambiarle a él las reglas de juego y hacerlo a un lado en la carrera por la candidatura presidencial del partido, que, como está establecido en las reglas –al menos hasta ahora–, se debe definir mediante una consulta popular.

Lo que sí parece evidente es que, así Gaviria eche reversa y sea ratificado en la presidencia del Polo este lunes, su permanencia en el cargo no irá más allá de la próxima convención nacional, programada para febrero de 2009. Al interior del Partido y en las mismas huestes uribistas, es claro que su deseo es volver a ser candidato presidencial.

Las pugnas internas en el partido de izquierda

Durante 2007 hubo varias divergencias públicas en el partido de la izquierda democrática. Una de ellas fue por un comunicado que el partido emitió con respecto a la muerte en cautiverio de los 11 diputados del Valle del Cauca. El senador Gustavo Petro entró en debate con el presidente del partido, Carlos Gaviria, debido a que no estaba de acuerdo con la poca firmeza con la que el Polo se refería a la guerrilla de las Farc. Después de algunos roces se convocó a una reunión extraordinaria para calmar los ánimos.


De igual forma, otra polémica interna se generó cuando, en un comunicado, el abatido vocero de las Farc Raúl Reyes aseguró que el gobierno de Uribe debería ser reemplazado por un gobierno del Polo Democrático. Petro expresó que la reacción del Partido no fue la mejor. Aunque el Polo también rechazó las palabras del jefe guerrillero, lo hizo de manera más tardia que Petro, quien declaró que las Farc querían destruir al Partido, puesto que no les convenía que se demostrara que se puede hacer cambios en la política sin llegar a las armas.

El último incidente lo protagonizó el ex alcalde Luis Eduardo Garzón, quien, días antes de dejar la Alcaldía de Bogotá, sugirió la posibilidad de crear un “partido de la calle” que se inclinara menos hacia la izquierda y más al centro político. El oficialismo del Polo cree que Garzón quiere salirse del partido y lanzarse a la presidencia por otro movimiento.

La pelea de los líderes

Gustavo Petro: quiere ser presidente, pero no tiene experiencia en gobierno, es , eso sí, el congresista más destacado del Polo. Fue fundamental para el descubrimiento de la parapolítica.

Luis Eduardo Garzón: es quizá el presidenciable del Polo con mayor carisma. Su paso por la Alcaldía de Bogotá lo formó como gobernante, característica que no tienen todos en su partido.

Carlos Gaviria: es el dirigente del Polo con mayor cantidad de votos, tiene imagen de honesto y transparente, pero tampoco ha gobernado. Es considerado del ala izquierdista del Polo.

El recorrido del Polo

El Polo Democrático Alternativo nació en 2005 como resultado de la unión del Polo Democrático Independiente (PDI) con el movimiento Alternativa Democrática. Su primera victoria se dio cuando obtuvo la Alcaldía de Bogotá para el período 2004-2007 con Luis Eduardo Garzón como candidato. El 28 de mayo de 2006, en las elecciones presidenciales en las que resultó reelegido Álvaro Uribe, Carlos Gaviria, en representación del Polo, obtuvo la máxima votación en la historia de la izquierda colombiana. Aunque no ganó, la alta votación que obtuvo (2’613.157 ) fue considerada por sus integrantes como un triunfo que representaba la consolidación del partido como la segunda fuerza política del país, por encima de liberales y conservadores. Cuenta con 18 congresistas, 10 en el Senado y 8 en la Cámara de Representantes, elegidos por voto popular para el período 2006-2010. Pese a dicho éxito electoral, el Polo sigue siendo un colectivo en el que conviven tendencias políticas tan diferentes como la izquierda radical, la izquierda y la centro-izquierda.

Ni división ni fragmentación dentro del Polo

La impresión que nos deja toda esta situación que ha generado polémica en el sector político, es que lo que se está viviendo no es sólo el producto de debates internos o conflictos ideológicos o administrativos entre los miembros del Polo.

Lo que hay en el fondo del asunto es producto simplemente de un proceso normal con miras a un proyecto electoral. Y digo proceso normal porque es un fenómeno que se presenta en todos los movimientos políticos, no es único del Polo Democrático.

Evidentemente es una etapa de tensiones y de ajustes internos que son necesarios si se quieren mirar en perspectiva de acuerdo con los próximos comicios de 2010.

Por eso es claro que no se trata de un enfrentamiento interno, simplemente es cuestión de equilibrio, donde lo que se está buscando es que todos se sientan cómodamente representados.

Temas relacionados