Se creció ‘El Niño’

El equipo ibérico, instalado en el Grupo D de la Eurocopa, se enfrentará a Rusia (10 de junio), Suecia (el 14) y Grecia (el 18). El jugador del Liverpool Fernando Torres, de la selección de España, habla de los secretos tácticos de su seleccionado y de la falta que les hará Raúl.

Después de marcar 24 goles en 33 partidos con Liverpool, Fernando Torres se presenta en la selección dispuesto a transformarse. Más concienzudo que nunca, dice que las facultades que le han convertido en una referencia en la Premier no le avalan un triunfo con España, en la Eurocopa que arranca mañana.

Esta temporada se ha pasado seis horas pegado a Terry y Carvalho. ¿Con cuál se queda?

Son el complemento perfecto. Carvalho es un jugador impresionante. Se coloca muy bien, sabe estar. Cuando hay que ir fuerte, va. Es agresivo y saca la pelota. Es completo. No es que tenga un poco de todo. Tiene mucho de todo. Un central impresionante que hasta pega tanto como Terry. Lo que pasa es que a Terry se le ve más porque es el capitán. Si hay polémica, está primero. Tiene menos cualidades, pero las complementa con el liderazgo.

¿Por qué se dice que el Liverpool lo benefició si nunca recibió más de cuatro balones por partido?

Hay que ver la otra parte: es un equipo luchador que te quita trabajo. He tenido compañeros batallando por fuera, como Kuyt, que es un espectáculo por el desgaste físico. Hace sus esfuerzos y los tuyos. Y te permite estar más descansado arriba. Si fuera un equipo con más calidad, tendría que hacer mi parte de trabajo al completo para sumar al colectivo. Cuando tuve las opciones de gol, había corrido 500 metros menos de los que estaba acostumbrado. Quizás, si este año vienen refuerzos y fichan a jugadores desequilibrantes, eso nos afectará a todos en lo que es el trabajo defensivo. Le he dado muchas vueltas a ese tema y sí creo que me he beneficiado del trabajo del equipo.

¿Se aprovechó de la reacción de los equipos al planteamiento del Liverpool?

Con el Manchester y el Arsenal, que tienen la pelota y tocan y tocan, los equipos se cierran mucho más. El Liverpool y el Chelsea tienen planteamientos parecidos. Te dan el campo y la posibilidad de manejar la pelota, pero después te matan a la contra.


El proceso de balón en el centro del campo, tan rápido en el Liverpool, es mucho más pausado en la selección.

Prácticamente, no hay espacios. Con la selección hacemos un fútbol totalmente distinto. En la selección cuentas con la ventaja de que, como tienes el balón la mayor parte del partido, es más difícil recibir goles. Pero también tienes muchísimas menos opciones de marcar. Por un lado, será muy fácil defender equipos replegados que no tendrán la pelota. Por otro, ellos tendrán más fácil controlar a ciertos jugadores sin espacios.

¿Ha pensado en cómo se adaptará a esta propuesta?

El secreto es meterte en la cabeza que no vas a participar prácticamente nada, pero que, cuando lo hagas, debes ser determinante. Porque ni siquiera tenemos jugadores de banda y centro. Tienes que esperar, saber colocarte en el área y entrar en jugadas que muchas veces serán paredes rápidas y a un toque. Al final, el que juega sólo en punta queda para dar el último toque.

¿Qué papel cree que tendrán Iniesta o Silva en las bandas?

En este 4-1-4-1, los centrocampistas juegan en línea de cuatro, con gente en la banda que no son de banda, buscando la superioridad numérica por dentro. Si aprovechamos los dos laterales, que tienen llegada, ahí sí pueden venir los centros. Pero, al juntarse cinco en el medio con gran manejo, muchas veces ni voy a tocar la pelota, como no sea para darla de cara y buscar un desmarque.

¿Necesitará que los medios se descuelguen más?

Al jugar sólo con un punta, los centrales están pendientes del delantero y lo mejor que puedes hacer es irte para abrir espacios a los demás. Hay que entender el juego.

Para abrir espacios, ¿necesitará tirarse a la banda o bajará al medio campo?

No. Debo mantener a los centrales lo más juntos que pueda. Tenerlos pendientes de mí. Jugar siempre en medio de ellos para que tengan que estar hablando constantemente y aprovechar la situación si uno se descoloca un poquito. Quizá se puedan ganar partidos en un metro que el central se abra más de la cuenta. Nuestros centrocampistas tienen tanta calidad que te pueden poner la pelota en ese metro.

Su jugada de gol será un toque para controlar y otro para tirar.

O uno solo. Con su calidad, Cesc, Silva, Xavi o Iniesta te la pueden dejar para un toque.

¿Fue bueno para el grupo que Raúl no estuviera más?

Está claro que Raúl no ha sido uno más. Cuando lleva más de un año sin venir y se sigue hablando de él, es porque no lo fue. Fue el mejor jugador que hemos tenido en los últimos años.

Temas relacionados