“Sí, quiero ser presidenta”

La senadora Alexandra Moreno Piraquive no aprobaría más impuestos. La congresista del Partido Mira dice que la reforma política es un cuento chino, que es brava cuando le toca y que lo que más le admiran es su mirada.

¿A quién le reza?

Yo le oro a Dios cada día.

El mejor congresista.

El que es íntegro.

El amor de su vida.

Mi familia.

La misión que no ha cumplido.

Acabar totalmente con el abuso sexual infantil.

¿Reelección?

Lo que decida el pueblo.

Una reforma.

Que permita a los jóvenes alcanzar sus sueños en educación.

¿A quién tiene en la ‘Mira’?

A Colombia.

¿Y a usted quien la tiene en la ‘Mira’?

El pueblo.

Un proyecto.

Por el medio ambiente.

¿Por qué la critican en el Congreso?

No se si me critican.

¿Quién es el más lagarto?

Los que quieren llegar sin esforzarse.

Su mejor amigo.

Dios.

Lo que más le gusta hacer con sus hijos.

Viajar y salir al campo los fines de semana.

¿Quiere ser presidenta?

Sí, quiero.

O, ¿quién debería ser candidato?

Por ahora lo estoy pensando.  Hay dos que podrían serlo.

La ley que no aprobaría.


Más impuestos.

¿A quién no le daría nunca un voto?

A los corruptos.

La parte de su cuerpo que más le admiran.

La mirada.

¿Qué tan brava es?

Lo suficiente cuando toca.

¿Qué le da pena?

No llegar a tiempo a mis compromisos.

Lo mejor de Uribe.

Su capacidad de trabajo.

Lo que le falta.

El intercambio humanitario.

Un cuento chino.

La reforma política.

Un elogio.

Una de las pocas mujeres que ha presidido un partido.

Una vaciada.

Las de mi mamá.

¿A quién admira?

A mi madre.

Un voto amañado.

El de Yidis.

Su plato preferido.

El ajiaco.

Un pecado.

Comer mucho.

Su tesoro más preciado.

Mi hijos.

¿Quién la viste?

Los diseñadores colombianos.


Un tema que no sea político.

El arte y el teatro.

Un deseo.

Una Colombia en paz y productiva, donde todos podamos ver crecer a nuestros hijos sin temor a la violencia.

Un recuerdo de su juventud.

La despedida de la Universidad.

¿Ha mentido sobre su edad?

Si lo puedo evadir, lo hago.

¿El poder para qué?

Para ayudar a la gente.

¿A quién no soporta?

A los pesimistas.

Un sitio ideal para hacer el amor.

Me lo reservo.

¿Cuándo miente?

No puedo porque soy muy mala mentirosa.

Un hombre simpático.

El presidente Sarkozy y por otro lado el Embajador de Estados Unidos.

¿Cuál es su pasatiempo?

Ver películas.

El problema más grave del país.

La indiferencia.

Algo de lo que no se arrepiente.

Ser política.

Un mal hábito.

Creerle a alguna gente.

¿Qué tan romántica es?

Lo suficiente para no dejar de ser realista.

Su límite.

El tiempo lo dirá.

 

últimas noticias