“Soy traviesa todo el día”

La responsable de que cada dos años Bogotá tenga Festival Iberoamericano de Teatro, Fanny Mikey, dice que en el sexo, el amor, la sensualidad y la pornografía no hay libertinaje. Todo es válido.

Un acto de fe…

El Festival Iberoamericano de Teatro.

Un paso en falso.

Salvados por los pasos buenos.

Un recuerdo dramático.

La bomba que me pusieron en el primer Festival.

¿Qué tipo de teatro hace el Gobierno colombiano?

Por favor, no ofendas al teatro.

¿Qué hace antes de dormir?

Leer, pensar y vibrar.

¿Qué tienen en común Argentina y Colombia?

Seres humanos lindos.

Una obra de teatro que la haya marcado.

Me han marcado muchas, pero, ¿quién le teme a Virginia Woolf? Por ejemplo.

Una certeza…

De que lo que hacemos está muy bien hecho para nuestro país.

Un buen licor.

Vodka.

¿Qué tan mal pensada es?

En todo lo soy.

Una buena idea.

Bueno, las malas ideas son buenas ideas también.

¿Segura que lo que es de Fanny es de Fanny?

A esta altura del partido, sí. Que tal que no.

El peor invento de la historia.

Para qué vamos a hablar si ya sabemos que es la guerra.


Su mejor amigo.

Todos son mis mejores amigos, no puedo hablar de uno.

¿Qué hace antes de salir a escena?

Agradecerles a Dios y a los maestros invisibles de la luz el tener todavía capacidad para hacer las cosas lindas que hago.

La pregunta que se hace con más frecuencia.

¿Aguantaré más tiempo?

¿Qué tiene en mente?

Todos los proyectos que hago todos los días.

El juego que más le gusta.

El juego de la vida.

Una mala inversión.

En el arte no existe la palabra mala.

Un papel que quisiera hacer.

No, ya no porque son papeles que me desangran y no estoy en capacidad de desangrarme tanto. Pero era Medea, ella mata a sus hijos. Entonces imagínate en escena todos los días matar a mis hijos.

Una travesura.

Soy traviesa todo el día.

Una anécdota del Festival.

Todas son anécdotas en el Festival.

¿Quién es Daniel Samper Pizano?

Fue una fuente de inspiración para mí y su sentido del humor me ha acompañado siempre.

Jaime Garzón...

Un compañero estupendo y todavía no entiendo por qué se murió tan pronto.

Jorge Alí Triana...

Un amigo, un hombre de teatro cabal y está en mi camino.

Sergio Cabrera.

Un gran cineasta.

La mejor actriz del país.

No puedo decirlo porque me matan las demás.


Lo que más disfruta.

El privilegio de la amistad, mi trabajo, mi hijo, el buen vino y muchas cosas más.

Un postre.

Dos hombres.

Un buen hombre.

Es el que me da un buen postre.

Su amor platónico…

Tengo muchos amores platónicos.

El mejor acto libertino.

En el sexo o en el amor o en la sensualidad o en la pornografía no existe el libertinaje. Todo es válido.

¿Por qué la regañan?

Porque no me cuido.

¿Qué le aburre?

La gente mediocre.

Un poeta.

Colombiano, me gusta Darío Jaramillo. Pero también me gusta Neruda, Salinas.

Un poema.

Si tú me amaras y yo te amase, ¡cuánto nos amaríamos! De Paul Géraldy.

¿Qué suele olvidar?

Olvido que no conozco qué es el odio, ni qué es el rencor, ni la revancha, ni la venganza.

Un buen tango.

¡Ah! Todos los tangos. Pero Naranjo en flor.

El papel que más recuerda.

¿Sabes?, a los actores un nuevo papel los hace olvidar los demás papeles. Pero soy rica por todos los demás papeles.

¿Para qué sirve internet?

Para los que no quieren ver a la gente cara a cara.

¿Y el Gobierno?

Para equivocarse cada día.

¿Qué la pone efusiva?

Un ser humano que lo sea de verdad.

 

últimas noticias

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja

Pedro Mar, de Colombia para el mundo