Tiroteo en el norte de Bogotá

A las tres de la tarde del jueves, cuando miembros de la Policía Metropolitana llegaron al barrio El Codito, en el norte de la ciudad, para hacer un allanamiento, fueron recibidos a bala y se produjo un intercambio de disparos que dejó heridos a dos miembros de la banda delincuencial Los Pascuales y a los uniformados Andrés Mauricio Rivera Lozano y Cristian Simón Marín Suárez.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Simón Bolívar, en donde recibieron atención médica. En las horas de la noche fueron llevados al Hospital Central. Según el parte médico, se encuentran fuera de peligro.

El operativo se realizó debido a las denuncias de la comunidad, que aseguraba que en dicho lugar se vendían sustancias alucinógenas.

Después del tiroteo, cerca de 100 policías acordonaron el barrio El Codito entre las calles 170 y 180 hasta el cerro, en el lugar conocido como El Pesebre, localidad de Usaquén. Los uniformados registraron la zona por más de dos horas. Al final de la tarde, ocho personas pertenecientes a la banda Los Pascuales, una de las más peligrosas y reconocidas del sector, fueron detenidas.

Según la Policía Metropolitana, esta banda es responsable de hurtos a residencias, comercio y vehículos. así como expendio de drogas en esta zona. “Aunque hay informaciones que no están confirmadas, parece que algunos de los integrantes de esta banda tienen órdenes de captura”, dijo el coronel Yesid Vásquez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

En la bodega donde se realizó el allanamiento se encontraron un revólver, un chaleco antibalas, un proveedor para uzi nueve milímetros y cuatro libras de basuco y marihuana. También se inmovilizó un vehículo.

Uno de los detenidos fue el principal cabecilla de Los Pascuales, quienes se disputan este sector con la banda Los Porras.

 

Temas relacionados