Una serie de tres puntos

Las dinastías por antonomasia de la NBA, los Celtics de Boston y los Lakers de Los Ángeles, enfrascadas en una eterna rivalidad ahora revitalizada, emprenden este jueves el último tramo hacia un nuevo título, en una batalla al mejor de siete partidos.

La serie comenzará en el TD Banknorth Garden de la capital de Massachusetts, donde se disputarán los dos primeros duelos, para luego viajar al Staples Center angelino en los siguientes tres encuentros (el quinto podría no ser necesario).

Esta será la undécima vez que ambas franquicias se enfrenten en la gran final y aunque los Celtics se impusieron en ocho de ellas (1959, 1962, 1963, 1965, 1966, 1968, 1969 y 1984), los californianos lograron llevarse el gato al agua las dos últimas veces (1985 y 1987).

Algunos de los mejores jugadores estuvieron en las filas de estos conjuntos, como Larry Bird, Bob Cousy, John Havlicek, Dennis Johnson o Bill Russell por parte de Boston, o Kareem Abdul-Jabbar, Wilt Chamberlain, Jerry West, Elgin Baylor o Magic Johnson del lado angelino.

Hoy, las estrellas son Kevin Garnett y Kobe Bryant, respectivamente. Garnett, de 32 años, forma el ‘Big Three’ junto a Paul Pierce y Ray Allen. Para ellos es su primera aparición en una final, mientras que Bryant, que ya logró tres anillos a la vera de Shaquille O’Neal, estará escoltado por Lamar Odom y Pau Gasol, el primer jugador español en alcanzar esta instancia.

Para Boston, que cuenta con 16 títulos de la NBA, es su vigésima aparición en la gran final, a la que llega tras completar una estupenda temporada regular (66 victorias y 16 derrotas) y sufrir lo indecible en los play-offs frente a los Hawks de Atlanta y los Cavaliers de Cleveland, a quienes derrotaron en el séptimo encuentro.

En la final del Este, los Celtics, dirigidos con mano maestra por el técnico Doc Rivers, se deshicieron de los Pistons de Detroit en seis partidos.

Para los Lakers, que firmaron el mejor registro en la Conferencia Oeste durante la temporada regular, ésta será su vigésimo tercera aparición en la gran final desde que la franquicia se mudó desde Mineápolis a Los Ángeles en 1961. Liderados por Bryant, los californianos barrieron a los Nuggets y eliminaron a los Jazz en seis encuentros. En la final del Oeste se impusieron a los Spurs para volver a luchar por el anillo por primera vez desde 2004.

No hay que olvidar que en el banquillo de este equipo se sienta Phil Jackson, alguien que como técnico ha ganado nueve anillos de campeón, seis con los Bulls de Chicago y tres con los Lakers.

Temas relacionados