Yidis chantajeaba: Uribe

Primer Mandatario dijo que Medina no le pidió directamente puestos y que a ella la maltrataban por apoyar su Gobierno. Que cuando supo de los chantajes a su familia y miembros del Gobierno, pidió que no le contestaran el teléfono.

“Cuando supe que la señora Yidis Medina chantajeaba a compañeros del Gobierno y también a mi familia, dije a unos y otros que no le pasaran al teléfono, que ella hiciera lo que quisiera porque el Gobierno nada tenía que ocultar”. Esto dijo el presidente Álvaro Uribe, bajo la gravedad del juramento, por medio de un comunicado de prensa que leyó ante los medios el secretario de Prensa de Palacio, César Mauricio Velásquez. El Primer Mandatario se declaró a la espera de que el Congreso lo llame a declarar sobre la yidispolítica.

Asimismo, indicó en el documento suscrito por él, y cuyas  copias fueron remitidas a la Corte Suprema de Justicia, la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, Fiscalía y Procuraduría General de la Nación: “Los investigadores deben analizar los antecedentes penales que empiezan a conocerse sobre la señora Yidis Medina y compararlos con la probidad privada y pública de mis compañeros de Gobierno, para saber si hubo cohecho o estamos en presencia de una coartada, probablemente estimulada también por terceros, con el solo propósito de hacer daño al Gobierno de la Seguridad Democrática”.

El Presidente manifestó en su pronunciamiento que supuso que la ex parlamentaria, al igual que su bancada, votaría favorablemente el proyecto de ley que condujo a la reelección y que Medina nunca le pidió puestos. “Me manifestaba que en Barrancabermeja la maltrataban por el apoyo dado al Gobierno que presido. Comentaba sobre la necesidad de inversión social en la región. Le resumía los mismos programas de los cuales hablo permanentemente en público”.

Según Uribe, Medina presionó a altos funcionarios del Gobierno para que le dieran contratos en Ecopetrol.

Ante el comunicado del Presidente de la República, Ramón Ballesteros, abogado de la ex representante a la Cámara, indicó que esa comunicación era salida de contexto y que es una respuesta al derecho de petición que la semana pasada radicó ante el DAS para que se les informe a él y su apoderada de la presunta existencia de un complot para atentar contra las instituciones del Estado y el Presidente de la República.

También indicó que su cliente no tiene ni tuvo poder para influir o presionar a miembros de la familia presidencial. “Yidis Medina no tiene ningún poder ni ningún alcance para, como se dice en el comunicado, chantajear a la familia del Presidente. Yidis Medina no ha tenido nunca ninguna relación con la esposa del Presidente ni con sus hijos. Se debería dejar muy quieto ese tema, porque no tiene nada que ver con las investigaciones que adelantan la Fiscalía, la Corte Suprema y la Procuraduría”.


Enfrentamiento verbal

No obstante la comunicación del presidente Uribe, referente al presunto chantaje de Medina a su familia y miembros del alto Gobierno, Jaime Lombana, abogado del ministro de la Protección Social, Diego Palacio, luego de tres horas de diligencia en la Procuraduría, se fue lanza en ristre contra el defensor de la ex parlamentaria, por la solicitud de sanción al Ministro: “A mí me parece una petición irrespetuosa, insensata, salida de tono, fuera del debido proceso. Lo entiendo porque el doctor Ballesteros (Ramón) hasta ahora se está inaugurando como abogado, él lo único que había sido dentro del mundo del derecho era ser el guardián de los secretos de Ernesto Samper y Horacio Serpa en el (proceso) 8.000 con un gobierno narcotizado, lleno de imputaciones sobre la elección que le hizo el cartel más grande de la droga a ese presidente que él apoyaba y acompañó en cada una de sus actuaciones”.

Ante estas declaraciones,  Ballesteros respondió que desde que se graduó ha ejercido la profesión en diferentes escenarios como consultor, investigador, asesor, docente y litigante. Que lo dicho por Lombana son apreciaciones  ligeras y que su experiencia no se la va a quitar.

“Él está faltando mucho al respeto que debe existir entre los abogados cuando estamos enfrentados en un proceso. Yo le quiero repetir que el problema no es entre él y yo, sino entre una verdad que ocurrió con ilícitos en la aprobación del acto legislativo y una responsabilidad que debe defenderse o acatarse con respecto de esos ilícitos por parte de su cliente, el doctor Diego Palacio”.

Los ánimos están caldeados y el tema de la yidispolítica parece que ahora enfrentará a los abogados de la ex congresista y sus acusados.

Temas relacionados