“Soy muy pechichona”

La nueva presentadora de las emisiones de fin de semana de noticias Caracol, Luz  Elena Ramos, asegura que no puede ver ni en pintura un ratón, que le gustaría tener su propio programa de televisión y formar su propio hogar.

¿Qué prenda no usaría jamás?

Faldas cortas.

¿El personaje más difícil de entrevistar?

Creo que el ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga.

¿ En  qué  tiene cancha?

No me siento canchera en nada. Todos los días hago lo que amo, lo que me dice mi corazón, y así trato de ser feliz, aprendiendo algo de los demás siempre. Nadie es menos que yo.

Qué prefiere, hacer reportería o presentar noticias

Ambas. Son dos maneras de vivir la noticia. Las dos facetas las disfruto mucho; uno las siente con una intensidad absurda.

¿Qué no puede ver ni en pintura?

Un ratón.

¿Lo que la tiene cansada?

Levantarme temprano, aun los días de descanso.

Una habilidad.

El deporte en general. Me le mido a todo  y no me va mal. A veces es suerte de principiante.

Y una debilidad.

Soy muy pechichona.

Lo mejor de Barranquilla.

Ahora que estoy lejos valoro cada rincón de mi ciudad y ahora, cuando voy, detallo cada cosa.

Y lo peor.

Las administraciones recientes. Han sido un desastre para los barranquilleros.

La noticia que no quisiera dar.

La muerte de cualquier niño o niña me parece terrible y más si es víctima del conflicto armado.

¿Y cuál quisiera dar?

No sólo darla sino cubrirla. El encuentro entre Gobierno y guerrilla en una mesa de concertación donde se dialogue y se firme una salida al conflicto armado.


¿Qué le falta al periodismo?

Imaginación y sensibilidad. Si no ocurre algo (generalmente malo) no hay noticia. Lo malo es que las estrategias para provocar noticia no siempre son las más correctas ni efectivas.

El plan perfecto.

En el día, ir al barrio Las Flores en Barranquilla a comer huevos de pescado, con una buena compañía.

¿Qué le dice el espejo?

Todos los días me dice que soy capaz de conseguir mis objetivos ese día.

¿Y la cámara?

Me inspira un respeto absoluto. Siempre me advierte del reto y la responsabilidad por lo que voy a decir.

Un proyecto.

En lo profesional, tener mi propio programa de televisión, y en lo personal, formar mi propio hogar.

¿Qué le saca la piedra?

Un hombre que se pase de la raya con uno y sea sobrado.

Su fruta predilecta.

El mamón bien dulce.

Su color favorito.

El negro.

Una frustración.

Son dos, haber desperdiciado momentos en familia un fin de semana por ir a hacer algún reportaje y no tener la fortuna hasta ahora de cosechar y consolidar una buena relación de pareja.

Un pecado capital.

Gula. Me encanta comer.

¿Qué le dejó Telecaribe?

Aprender más sobre mi región y conocer sus necesidades, su cultura y su gente.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Alan Ramírez, voz valiente y popular