La danza de los billones de DMG

Las consignaciones de la captadora se hicieron a favor de la sociedad Parker Caribbean.

Cuanto más avanzan las investigaciones frente a la telaraña comercial que David Murcia Guzmán pudo edificar en Colombia y en otras naciones del hemisferio, cada vez son más grandes las revelaciones que encuentran las autoridades sobre los alcances de la mega pirámide que dejó en la ruina a centenares de colombianos. El capítulo siguiente de esta larga y tortuosa novela llevó a los investigadores de la Policía Judicial a los países e instituciones que le sirvieron a Murcia y a sus socios para realizar descomunales movimientos de dinero y, en particular, a un testigo inesperado que ha acelerado sus contactos  para colaborar con la justicia de Estados Unidos.

En primer lugar, una de las pistas más significativas que siguen los investigadores señala que gran parte de los más de $4 billones que recaudó la comercializadora en el país terminaron en bancos, corporaciones y sociedades de Centroamérica y EE.UU. Según reportes de consignaciones y movimientos en el exterior de DMG, fueron más de $3 billones los que fueron consignados en cuatro cuentas bancarias entre 2006 y 2008, en países como Belice y Estados Unidos. La información que ha sido recaudada por las autoridades da cuenta de transacciones en el Atlantis International Bank y Belize Bank, de ese pequeño país centroamericano.

Aunque no es un paraíso fiscal en sentido estricto, sí tiene regulaciones más laxas para realizar movimientos de dinero y capitales. Pero también comienzan a aparecer otras instituciones y sociedades de las que se habría valido DMG para mover su millonaria fortuna en el exterior. El Espectador conoció que, entre otras, aparecen firmas como Wing Harmony, New York International Branch y Wond Rider Corporation, en Estados Unidos, con las que la cúpula de la intervenida captadora habría movido gran parte de su capital.

Estas sociedades están siendo rastreadas por los investigadores, que han encontrado un nexo claro con DMG, a parte de los movimientos que se llevaron a cabo en bancos como el Merrill Lynch o el Wachovia Bank. Lo curioso es que en los registros de las consignaciones de la firma captadora la beneficiaria de los recursos es la sociedad Parker Caribbean, que hoy por hoy es un misterio sin resolver en el que avanzan las indagaciones.

¿Testigo clave?

En las interceptaciones que la Policía logró de David Murcia, Daniel Ángel, Margarita Pabón y William Suárez, socios y cabezas visibles de DMG, resaltan los diálogos que algunos de ellos sostuvieron con Santiago Baranchuk Rueda, primo de Ángel, y quien era el representante de la avanzada de DMG en México. Él, incluso, fue comisionado por Ángel para que hiciera los contactos para conseguir abogados que representaran a la firma en ese país y contactara al personal que iba a trabajar en la filial de la captadora. Incluso, en uno de los diálogos, Baranchuk le relata a Ángel las peripecias que tuvo que vivir para trasladar un millón de dólares a extraños personajes en México. 

Pese a los extraños movimientos de dinero en ese país y los contactos con personajes de todo tipo, según queda en evidencia en las conversaciones, sorprendió que el nombre de Baranchuk no apareciera en la acusación que la Corte del Distrito Sur de Nueva York oficializó la semana pasada ante el Gobierno colombiano para pedir en extradición a la cúpula de DMG. Incluso, su paradero es un misterio. Fuentes consultadas por este diario de entera credibilidad relataron que es muy probable que Baranchuck esté adelantando conversaciones con la justicia norteamericana, e incluso no descartaron que desde hace varios meses se haya convertido en su testigo estelar.

Paralelamente a las investigaciones de los dineros de DMG por fuera del país, en Colombia se siguen conociendo pasajes desconocidos, como el contacto de la alcaldesa de Cúcuta, María Eugenia Riascos, o la asesoría de un ex directivo de Finagro a la cuestionada firma captadora.

El negocio del millón de dólares

Daniel  Ángel: ¿Ya tiene todo solucionado?

Santiago Baranchuck: Pues sí, pero muy vasta esa jugada de hoy. Del lado de Luis Fernando (Cediel) bien, pero del lado de la gente de México muy mal manejado.

DA: ¿Por qué?

SB: La próxima vez yo tengo que poner, las pongo las reglas. Estamos hablando de un millón de dólares. Donde me cojan en la calle con una mierda así son años de prisión.

DA: No hable las cifras por acá.

SB: Fresco, yo lo tengo manejado. Pero le pregunto, ¿eso es de Fernando o de David?

DA: No, eso es de mi jefe güevón...

SB: Ok.

DA: Yo no quería ver que le estaba haciendo una vuelta a él sino a David.

SB: Claro, 100% güevón.

DA: ¿Y usted qué tiene que hacer allá?

SB: Tengo ‘three banks’ (tres bancos) y gran parte va ir ‘in fifty poly boxes’ (en 50 cajas).

Mensaje de la Alcaldesa

El 14 de mayo de 2008, la alcaldesa de Cúcuta le dejó el siguiente mensaje de voz a Andrea Santamaría, asistente de Murcia: “Buenas noches, Andrea, es María Eugenia Riascos, la alcaldesa de Cúcuta, necesito dialogar con ustedes urgente. Si pueden regalarme una llamada. Gracias”. Consultada por este diario, Riascos señaló que durante la capacitación para alcaldes  en Corferias, días antes de tomar posesión, recorrió varios stands, y en uno de esos, sin logo de DMG, le ofrecieron  programas de restaurantes populares. “Nos entregaron una información y  me llamó la atención y  llamé a un número para preguntar por el programa. Eso fue todo. No concreté nada al final”.

Temas relacionados