Una ‘torre’ de Tandil

El argentino, con más pinta de basquetbolista, derrotó esta semana al número uno, Rafael Nadal.

“Era un desastre de niño. Hacía todas las cagadas. Me gustaba mucho el fútbol y estaba todo el tiempo pateando la pelota. La raqueta ni la tocaba. Me gustaba el colegio, pero cuando salía, me iba con la pelota y los amigos a jugar fútbol. Cuando fui creciendo, con la juventud, uno es más rebelde. De los 13 a los 17 años fui muy rebelde”.

Así se define el tenista argentino Juan Martín del Potro, quien mañana aparecerá como el nuevo número cinco del mundo, gracias a su avance a la semifinal del torneo de Miami, donde derrotó al número uno del mundo, el español Rafael Nadal, con quien había perdido en las cuatro ocasiones anteriores.

“La raqueta ni la tocaba”, dice, pero lo cierto es que a los seis años empezó a entrenar, más llevado por la idea de sus padres Daniel y Patricia, en el club Independiente. A los siete jugó su primer Nacional y a los 12 fue el representante argentino en el Mundial Juvenil de Suráfrica.

En 2005, cuando apenas tenía 16 años, se lanzó al profesionalismo y sólo en 2006 ganó su primer partido. Fue ante el español Albert Portas, en Viña del Mar. En 2007 empezó a demostrarle al circuito que no era una basquetbolista equivocado de deporte (mide 1,98 metros) y logró su primera victoria en un Grand Slam ante el italiano Alessio di Mauro, en el Abierto de Australia. Llegó a semifinales en el torneo de Adelaida, a cuartos de final en Nottingham y a octavos en los Masters Series de Miami, Cincinnati y Madrid. Terminó la temporada en el puesto 44.

Fue el año pasado cuando se posicionó, al ganar cuatro torneos, ascender a la casilla seis del mundo y a la uno de Argentina (desplazando a David Nalbandián) y convirtiéndose, además, en pieza clave en la victoria de su país en las semifinales de la Copa Davis ante Rusia, en la que ganó sus dos partidos.

Este año, además de conquistar el torneo de Auckland, ‘La Torre de Tandil’ (así lo llaman) firmó la mejor victoria de su carrera, al ganarle por primera vez en sus cuatro años de profesional a un Top 5. En este caso fue al número uno. El primer partido que jugó contra ‘Rafa’ fue en 2007 en Miami, y cayó 6-0 y 6-4. En el mismo año, en Roland Garros, la historia se repitió por un 7-5, 6-3 y 6-2. En Queen’s volvió a perder 6-4 y 6-4, y hace dos semanas en Indians Wells ocurrió lo mismo con un 6-2 y 6-4. Pero el pasado jueves, con un 6-4, 3-6, 7-6, Del Potro cobró la cuenta pendiente con Nadal, a quien el argentino considera como su amigo.

Juan Martín se erigió como el octavo tenista argentino en derrotar a un número uno. Guillermo Vilas fue el primero, en 1977, en la final del Abierto de Estados Unidos, ante el local Jimmy Connors. Y también quebró otro récord. A Miami llegó en el puesto siete, pero mañana ingresará a la prestigiosa lista de los Top 5. Y gracias a ello se convertirá en el argentino más joven en meterse a ese grupo, con 20 años, seis meses y 14 días, superando a Guillermo Coria, quien ocupó la misma posición el 11 de agosto de 2003, con 21 años, seis meses y 29 días.

Temas relacionados