Hicieron madrugar al Señor Caído

El martes, a la una de la madrugada, un grupo de policías hizo el duro trabajo de mover la imagen.

Esta vez sería diferente. Sin feligreses, vía crucis, novenas ni flores. La Arquidiócesis de Bogotá había dicho que el traslado del Señor Caído, con sus 150 kilos de metal, hierro y madera, se haría en total discreción. Se anunció una fecha: Miércoles Santo el monumento apenas estaría siendo levantado en la madrugada y dispuesto en la Capilla del Sagrario al mediodía.

Sin embargo, el operativo se adelantó. El martes, a la una de la madrugada, un grupo de policías hizo el duro trabajo de mover la imagen. Las puertas de la Capilla del Sagrario, junto a la Catedral Primada, se abrieron a la una de la tarde para recibir a los seguidores del Señor de Monserrate, que estará allí hasta el domingo en la noche.

De acuerdo con fuentes oficiales, se había conocido que los vendedores de Monserrate harían una protesta aprovechando la movilización del Señor Caído. Razones no les faltaban: el paso estaba cerrado hacía un par de semanas, generando grandes pérdidas en ventas a falta de los deportistas y creyentes que preferían subir a pie al santuario, y ahora les quitarían el monumento que más gente atraía en la Semana Mayor.

No obstante, los vendedores del cerro y del camino desmienten que tuviesen  planeada una protesta: “Nunca hemos tenido esos planes, pues en las mesas de concertación con la Secretaría de Gobierno acordamos una solución temporal para recuperarnos en ventas. Sí, la situación es grave, pero no tenemos nada que reclamar. Ya estamos resignados”, aseguró Hernando Cantor, miembro de uno de los sindicatos de comerciantes de Monserrate.

El Jueves y el Viernes santos los mercaderes del camino de Monserrate pondrán sus puestos en la Plaza de Bolívar con el aval de la administración.

Temas relacionados

 

últimas noticias