Paternidad del presidente de Paraguay, en duda

Una mujer sostiene que el mandatario tuvo un hijo con ella, cuando era sacerdote, y ahora no lo reconoce.

Una mujer se convirtió en el mayor dolor de cabeza del ex obispo y presidente paraguayo Fernando Lugo, después de que interpusiera una demanda de paternidad en su contra.

Según el testimonio de Viviana Rosalith Carrillo, de 26 años, conocía desde hace una década al entonces religioso, que le habría jurado en distintas ocasiones dejar el sacerdocio para casarse con ella y así iniciar una familia.

Además, ante un juzgado de la ciudad de Encarnación, la demandante había exigido que se le practicara una prueba de ADN al mandatario para comprobar la paternidad de su hijo, Guillermo Armindo, de dos años.

“La joven ofreció varias pruebas, como mensajes telefónicos y declaraciones de testigos, para confirmar que hacía vida de pareja con el ex obispo y actual jefe de Estado”, publicó el diario paraguayo ABC Color.

Pero horas más tarde, la mujer llamó enfurecida a varias emisoras de Asunción para desmentir la noticia del día. “Los hechos que se relatan son absolutamente falsos. No voy a dar declaraciones sobre mi hijo y mi vida personal”, dijo.

Sin embargo, Walter Acosta, su abogado, no perdió las esperanzas: “Probablemente, ella ya llegó a un acuerdo con el Presidente”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El pacto migratorio de la discordia

Venezuela: Cuando las elecciones ya no importan