Seis carreteras tienen paso restringido

Cerca de dos millones de pasajeros, en 600 mil vehículos, se movilizarán el fin de semana.

Son seis los corredores viales nacionales que presentan problemas por deslizamientos o por daños en la calzada.

Se trata de la vía Fresno-Manizales, donde hasta el mediodía de ayer se presentaban tres derrumbes que mantenían cerrado el tráfico entre Manizales y Bogotá.

Mientras que en el sector de Málaga (Santander)-Presidente (N. Santander) hay cierre total por el deterioro de la calzada, que obliga a los usuarios a tomar como ruta alterna la de Bucaramanga.

En la vía Bucaramanga-Barrancabermeja hay siete puntos críticos, lo que obligó a las autoridades a restringir el paso a un sólo carril.

También hay restricción en el trayecto de Vélez-Landázuri, a la altura del kilómetro 48 y Cúcuta-Pamplona.

El director del Invías, Enrique Martínez, señaló que para atender estas situaciones hay 74 administradores viales monitoreando los 13 mil kilómetros, a cargo del Instituto. Asimismo, hay 295 microempresas atentas para responder ante cualquier eventualidad en la red vial nacional.

Entre los puntos críticos, que podrían presentar deslizamientos, están Loboguerro-Buenaventura;Medellín-Quibdó y el Alto de La Línea, carreteras a cargo del Invías.

En los corredores Bogotá-Girardot y Bogotá-Villavicencio hay varios puntos en observación donde se podrían presentar deslizamientos. Sin embargo, están controlados por los concesionarios, explicó el director del Inco, Álvaro José Soto.

Por su parte, el comandante de la Policía de Carreteras, general Luis Alberto Moore, pidió a los turistas transitar con precaución, especialmente en las vías Girardot-Bogotá; Bogotá-Tunja; Mojarras-Popayán; Zipaquirá-Ubaté; Barranquilla-Santa Marta, consideradas como las más peligrosas por el alto índice de accidentalidad.

Se espera que por la red vial nacional circulen 600 mil vehículos con dos millones de pasajeros.

Temas relacionados