Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 1 hora

El embajador del cambio climático

John Dew, representante del gobierno británico en Colombia, lidera procesos para proteger el ambiente.

Desde hace una década el gobierno del Reino Unido viene liderando a nivel mundial una serie de iniciativas para mejorar la calidad de vida de la humanidad. Se trata de una política pública integral que busca mitigar en la población los efectos del cambio climático. Un asunto que trae consecuencias económicas, políticas y ambientales y que forma parte de la agenda internacional que permitirá consolidar un desarrollo sostenible en el futuro.

Con la ya famosa puntualidad inglesa, el orden y la planeación de procesos, las autoridades de ese país, en consenso con el sector privado y las organizaciones no gubernamentales, instituyeron el tema como una de sus prioridades y hoy es una política de Estado que pretende cruzar fronteras.

Esta dinámica oficial es referente dentro de la discusión de tratados internacionales y se ha revisado en todos los países que conforman la Unión Europea. Ahora las miradas del gobierno inglés están puestas en Latinoamérica, en donde los países de la región Andina, como Colombia y Brasil son fundamentales.

Precisamente, en Colombia, el encargado de esa misión es el embajador John Dew, quien desde el año pasado viene afianzando las políticas de desarrollo sostenible del gobierno que representa en nuestro país.

¿Cuáles son las prioridades del gobierno británico frente al tema del cambio climático?

El cambio climático no es solamente un problema medioambiental, es un asunto que va a las raíces de nuestra sociedad, que afecta nuestra manera de vivir en el planeta. Las prioridades son tener energía sustentable, segura y confiable. La transición del mundo a una economía de bajas emisiones de carbono, para lo cual tenemos unos planes muy específicos. Y la tercera es conseguir un acuerdo internacional ambicioso en materia de cambio climático en Copenhague en diciembre de este año.

¿Y su gobierno qué está haciendo al respecto?

Estamos estimulando el uso de la energía sustentable, también estamos trabajando en un proyecto de ley para reducir la emisión de gases efecto invernadero por lo menos en un 80% para el año 2050, y reducciones de emisiones de carbono por lo menos en un 96% en 2020. También buscamos un sistema de administración de carbono que ponga límites a las emisiones en períodos de cinco años. De igual modo, trabajamos en la creación de un comité para el cambio climático, un nuevo ente especializado e independiente para asesorar al gobierno. Son iniciativas en el Reino Unido que buscan ser referente en la Unión Europea.

¿Qué esperan del Gobierno de Colombia?

Colombia es uno de los países líderes en cuanto al marco normativo y tiene unas políticas avanzadas. Pero Colombia  o Gran Bretaña solas no pueden solucionar el problema del cambio climático porque es mundial. Esperamos mucho de Colombia, están haciendo mucho, pero pueden hacer más para lograr un acuerdo global. Por eso la reunión de Copenhague en diciembre es el reto más importante en el futuro.

¿Cómo lo están apoyando?

Es una ayuda mutua. Capacitamos a funcionarios colombianos con visitas a Londres, pero lo más importante es el trabajo multilateral, una relación equilibrada.

La última reunión mundial sobre el tema fue en Polonia, ¿qué reflexión le dejó?

Que se dio un paso adelante, pero no es suficiente. Hay mucho trabajo que hacer antes de la reunión en Copenhague, pero cada vez el mundo es más consciente de este problema y de que es mucho más fácil tomar acciones ahora. Lo esencial es que la gente cree que ante la crisis financiera mundial este tema no es importante; pero al contrario, esa crisis es una oportunidad para salir adelante, para producir con desarrollo sostenible y organizar nuestra vida hacia el futuro.

¿La crisis financiera no cambiará las metas de cambio climático?


No, se van a mantener.

¿Y qué expectativas tienen sobre el tema con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama?

Ojalá exista un avance. En los ocho años de la administración anterior han cambiado sus posiciones iniciales, rechazando el Convenio de Kyoto, casi diciendo que no había problemas. Ahora lo que dicen es que hay un cambio tremendo. Lo que esperamos es que con el cambio de administración haya una transformación importante. Es necesario que una economía tan grande como la de Estados Unidos, responsable de gran parte de las emisiones, asuma una posición de liderazgo.

¿Qué beneficios económicos le puede traer a un país tomar medidas en la materia?

Cambiar sistemas de producción, controlar emisiones, utilizar sistemas de producción que no se tienen o manejar de mejor manera el agua, permiten reducir costos a las economías.

¿Qué viene en adelante en materia de cambio climático?

Generación de nuevas tecnologías más sustentables para controlar las emisiones de los vehículos.

¿Y en cuanto a la legislación?

Lo más importante es involucrar a todo el mundo, buscar unas fórmulas justas que reconozcan las diferencias entre los países en desarrollo, como Estados Unidos, China, India, y los países en vía de desarrollo, vincular a todo el mundo en un acuerdo global sobre cambio climático.

El abc por el medio ambiente

¿Para el ciudadano qué beneficios traen los acuerdos de cambio climático?

Establecer un control sobre nuestro futuro, podemos prevenir tragedias por inundaciones ambientales, que nuestros hijos, que nuestros nietos no sufran desastres.

El tema de cambio climático se asocia más a lo ambiental que a lo económico, ¿usted que opina?

Es ambiental y económico, es un tema que nos permite considerar cambiar nuestra forma de pensar, de vivir y de trabajar.

Colombia es exportador de carbón, ¿qué se puede hacer para reducir las emisiones?

El problema no es para quien lo exporta, es para quien lo importa y lo utiliza. El mundo necesitará carbón durante muchos años, por eso quienes lo usan deben introducir nuevas maneras de quemar el carbón, los sistemas de electricidad deben controlar las emisiones y  esto será  un proceso de varios años.

Temas relacionados