No sólo se vive de aviones

El empresario Germán Efromovich está diversificando el negocio de la aviación. Ingresó a los biocombustibles.

Germán Efromovich, el empresario extranjero que hace unos años llegó al país para comprar la aerolínea insignia de Colombia y evitar que ésta desapareciera, ahora es más colombiano que nadie y tiene puestos los ojos en otros negocios en el país, distintos a la aviación, su gran pasión.

Si bien está metido en el sector petrolero, con la exploración de crudo pesado en el campo de Rubiales, en Puerto Gaitán, Meta, ahora adelanta proyectos de biodiésel y cultivos de piña en el Cesar y Quindío.

Petróleo y aerolíneas sería la fórmula perfecta del negocio. Sin embargo considera que es un tema aislado, debido a que su participación en Rubiales bajó considerablemente.

“Si el petróleo baja de US$40, las aerolíneas deberían empezar a preocuparse, pero también las empresas petroleras”, explicó.

En diciembre, cuando el crudo estuvo bien bajo, los aviones también estaban y siguen estando más desocupados, al igual que los precios de los tiquetes, lo cual podría provocar la desaparición de varias compañías, recalcó el empresario.

“Cuando el petróleo estaba alto, el valor del tiquete era alto, el dólar estaba bajo y la gente tenía dinero para viajar. Hoy la ecuación es diferente”, señaló.

Con la crisis hay que ser creativos y diversificar los negocios, no poner todos los huevos en la misma canasta, y es precisamente lo que está haciendo Germán Efromovich en esta época.

De manera enfática, el empresario colombo-brasileño señaló que “en el negocio de la palma africana vamos a invertir cerca de US$150 millones, pero no sólo para biocombustibles, sino también para alimentos”.

En el Quindío trabaja en cultivos de piña para exportación y en el Cesar se construirá una planta para exportar fruta congelada a Europa. En este proyecto se invertirán US$15 millones.

Frente al interés que había anunciado hace algunos años por el sector hotelero, Efromovich recalcó que todavía está mirándolo y que aprovechará cualquier oportunidad para echar raíces en esta industria.

“El turismo tiene un potencial inmenso en Colombia y por eso el Gobierno lo está mirando con mucha seriedad”, señaló.

Respecto a la posibilidad de ingresar al negocio de la televisión, Efromovich fue apático a confirmar o negar si es parte del consorcio con CM& para ir por el tercer canal.

“¿De dónde sacó eso? Nuestro país es experto en chismes. Aquí nos ganamos la medalla de oro en la olimpiada de chismes y conseguimos transformar la ficción en realidad. Pero eso no quiere decir que mañana no me interese”, explicó en medio de una sonrisa, para agregar que no conoce el negocio de la televisión.

Sin embargo, señaló que todo le interesa. “En cualquier negocio hay una única cosa que debe importar. Los números y la viabilidad económica, eso es lo importante para saber si a uno le llama o no la atención un negocio”.

Por ahora, Germán Efromovich sigue muy concentrado en el crecimiento de Avianca, que el año pasado dio utilidades por US$24 millones, pero no descarta ampliar sus intereses en el país.