Transportadores piden acabar fondo de estabilización

Continúa la insatisfacción de los transportadores de carga y pasajeros y la amenaza de paro vuelve a tomar forma.

El precio de los combustibles es el punto en desacuerdo, así como el incumplimiento de los pactos a los que llegaron con el gobierno el año pasado.

El lunes se reunieron los gremios de transportadores en la sede de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para acordar los puntos que le expondrán al Gobierno, alrededor de los cuales de no haber acuerdo, se decretaría la hora cero para detener actividades el próximo 21 de abril.

Los gremios piden acabar con el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles y bajar el precio del ACPM entre $1.300 y $1.500, con lo cual un viaje ida y regreso entre Bogotá y Barranquilla bajaría alrededor de $600 mil. Al término de la reunión Jorge Ignacio García, presidente de la Asociación Colombiana de Camioneros, manifestó que los precios deben reflejar los actuales del petróleo.

Otro punto que sigue generando controversia es el del manifiesto de carga electrónico, sobre lo cual García dice que no se ha implementado de manera definitiva desde septiembre del año pasado por inconvenientes de trámites con la DIAN. De igual manera piden que los generadores de carga paguen las tarifas que fueron acordadas.

Los transportadores también realizaron una observación sobre las trabas que ha tenido el proceso de chatarrización y reposición de vehículos en un parque automotor que presenta sobre oferta de cerca de 20 mil unidades, por cuanto han seguido ingresando camiones sin que se retiren los viejos. Además se han encontrado obstáculos en los trámites de reposición. También ratificaron el pedido de crear una bolsa camionera que regule los precios y que operaría a través de la Bolsa Nacional Agropecuaria.

Los gremios se mostraron dispuestos a reunirse esta semana con el Gobierno para revisar los puntos y llamaron la atención sobre la urgencia de tener soluciones porque, según ellos, el descenso en el comercio exterior colombiano por la crisis mundial representó una disminución de 6 millones de toneladas en la carga transportada durante el primer trimestre de este año.

Temas relacionados