Tire y afloje por DMG

Choque uribismo-oposición por invitación de David Murcia al Congreso.

La invitación a David Murcia, el cerebro de DMG, para que explique ante la Comisión Primera del Senado si entregó dineros a la campaña del referendo reeleccionista, tiene caldeado el ambiente entre uribismo y oposición en el Congreso. Aunque el citante senador liberal Héctor Helí Rojas asegura que ya la solicitud está hecha, el presidente de dicha célula legislativa y miembro de Cambio Radical, Javier Cáceres, dijo que pedirá que se presente una proposición para que sea votada.

En la oposición creen que la coalición de Gobierno se la jugará por dilatar la situación con el fin de evitar que Murcia pueda declarar. Sin embargo, el mismo Cáceres expresó que le gusta la idea de que éste sea escuchado en el Congreso: “Lo que hemos definido es que la invitación debe ser mediante una proposición. Ahora todo depende del día en que se presente”, indicó.

Rojas cree que el obligarle a presentar esa proposición es una estrategia para negar la posibilidad de que David Murcia hable y por eso advirtió que si se le niega la invitación, apelará a las recusaciones. “Esta Comisión debe tener mucho cuidado porque por ahí dicen que hubo plata para algunos de sus miembros”, manifestó.

Hay quienes ven como un hecho negativo el que un detenido declare en el Congreso. Como Jorge Visbal, del Partido de la U, quien prefiere que sea el Consejo Nacional Electoral o la Registraduría las que despejen todas las dudas con respecto a la financiación del referendo reeleccionista. “Yo lo que veo es que la oposición quiere diluir el debate de la iniciativa, que ya está publicada en la Gaceta del Congreso, lista para ser estudiado”, señaló.

El ex fiscal y senador de Cambio Radical Alfonso Valdivieso planteó una fórmula intermedia para dirimir el conflicto: que un grupo de congresistas vaya hasta La Picota a escuchar al cerebro de DMG. “Creo que Murcia ha violado todo tipo de normas y no se le puede recibir en el Congreso. A mí me parece que a un delincuente no se le puede invitar al seno de la democracia colombiana”, agregó.

Juan Fernando Cristo, compañero de bancada del Héctor Helí Rojas, piensa que la invitación es oportuna porque el país merece que el trámite que pretende darle vía libre a una reelección indefinida sea totalmente transparente: “No hay que tenerle miedo a la presencia del señor Murcia en el Congreso”, dijo, recordando que por ley se puede invitar a una persona detenida, situación que ya se ha presentado muchas veces en el Legislativo.

El conservador Hernán Andrade, presidente del Congreso y miembro de la Comisión Primera del Senado, es de los que creen que la corporación debe estar abierta a escuchar a quienes sus congresistas quieran citar o invitar, aunque expresó también su temor de que sea una forma de dilatar el estudio del referendo reeleccionista.

Y mientras Héctor Helí Rojas amenaza con acusar de obstrucción a la justicia a aquellos senadores que se opongan a la invitación de David Murcia, uribismo y oposición se preparan para enfrentarse en un nuevo round por cuenta del referendo que pretende una segunda reelección presidencial.

El cuestionario para el polémico líder es bien sencillo: pregunta cuánto y cómo fue el supuesto aporte de DMG en la recolección de firmas de la iniciativa popular. Si prospera la invitación, es probable que Murcia sea escuchado el jueves en el Congreso. Sólo entonces se sabrá si aquello de que financió con $5.000 millones la recolección de firmas del referendo es verdad o mentira.