“La OEA es basura”

A pocas horas de que comience la Cumbre de las Américas, Cuba arremete.

Las más recientes palabras de Fidel Castro están amenazando la buena posición con la que Cuba llega a la Cumbre de las Américas, que comienza mañana en Trinidad y Tobago. Aunque la isla no está invitada a la cita regional —sólo asisten los 34 países miembros de la OEA— las recientes medidas tomadas por el gobierno de Barack Obama para aliviar las restricciones impuestas por su antecesor y las constantes peticiones de presidentes latinoamericanos para que se levante el embargo, pronostican que La Habana será el tema indiscutible de la reunión.

Se espera que los presidentes de Bolivia, Venezuela, Ecuador y Nicaragua no sólo aboguen por el fin del embargo, sino que apoyados por Brasil, Argentina, Chile, El Salvador, Paraguay planteen el regreso de Cuba a la Organización de Estados Americanos. El Gobierno de Fidel Castro fue excluido de la OEA en 1962, días antes de que el entonces presidente estadounidense John F. Kennedy ordenara el embargo comercial a Cuba. Esto coincidió con que la mayoría de los países americanos rompieran sus relaciones diplomáticas con La Habana.

Pero, en su tercer artículo sobre el levantamiento de las restricciones de EE.UU. a las remesas y los viajes hacia su país, el ex presidente cubano arremetió contra la organización a la que calificó de “infame” y “basura”. De esta manera, Castro respondió al secretario general de la organización, José Miguel Insulza, quien había asegurado que “Cuba debe expresar claramente su compromiso con la democracia si quiere regresar a la OEA, como demanda un creciente grupo de gobiernos latinoamericanos”.

“Insulza afirma que para entrar en la OEA, Cuba tiene primero que ser aceptada por la institución. Él sabe que nosotros no queremos ni siquiera escuchar el infame nombre”, dice Castro en su escrito, divulgado por medios oficiales. La OEA “no ha prestado un solo servicio a nuestros pueblos; es la encarnación de la traición. Si se suman todas las acciones agresivas de las que fue cómplice, éstas alcanzan cientos de miles de vidas y acumulan decenas de años sangrientos”, añade el líder cubano. En su opinión, “la OEA tiene una historia que recoge toda la basura de 60 años de traición a los pueblos de América Latina.

Pero ahí no paró Fidel. En un cuarto artículo, publicado ayer, Fidel acusa al primer ministro británico, Gordon Brown, de "tratar con prejuicios" al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, "por su condición de hombre negro".

Temas relacionados