Afganas presionaron por leyes que las perjudican

200 mujeres marcharon en contra de la ley que legalizaría la violación doméstica

“Esclavas de Occidente”, “apóstatas”, “cristianas”, “¡váyanse de aquí prostitutaaas!”. Insultos como estos y una que otra pedrada rodearon eljueves la marcha de mujeres chiítas que caminaron hasta congregarse frente a una mezquita y una Universidad en el oeste de Kabul, capital de Afganistán, para demostrar su rechazo de la Ley de Familia que a finales de marzo impuso graves obligaciones a las mujeres de vertiente musulmana chií, la cual constituye el 15% de la población de este país.

Corresponsales en la zona estimaron que habrían sido unas 200 en total, la mayoría pertenecientes a la Asociación Civil de Mujeres de Afganistán, las que marcharon en un acto desafiante.

La Ley de Familia, aprobada por el Parlamento afgano e inicialmente avalada por el presidente, Hamid Karzai, determina que las mujeres chiíes tienen la obligación de estar siempre dispuestas a tener relaciones sexuales con sus esposos cada vez que éstos lo dispongan, a menos que estén enfermas.

Inmediatamente, la Oficina de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), el gobierno de Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales criticaron duramente al gobierno de Karzai. La ley, tal y como está estipulada, legalizaría la violación conyugal.

El presidente afgano, que a juicio de muchos está haciendo campaña para ganarse los votos de los sectores chiítas más radicales, anunció el 4 de abril que no publicaría oficialmente la ley  hasta revisarla de nuevo, cediendo así las presiones internacionales y domésticas que ayer se hicieron visibles con las manifestaciones de las mujeres chiítas.

Según el corresponsal del diario norteamericano The New York Times, Karzai analiza actualmente la viabilidad de que las cláusulas más controversiales sean eliminadas, misión para la cual encargó a su ministro de Justicia. Sin embargo, deberá hacerlo sin herir las suceptibilidades del sector chií. 

Malpensante 2009, más picante

Este año el Festival Malpensante viene más picante que nunca. El fin de semana del 25 al 29 de junio arribarán a Bogotá personajes de la talla de Alessandro Baricco, el autor del fenómeno literario ‘Seda’, la novela publicada en 1996 y traducida a 17 idiomas. También estarán Thomas Cahill, el escritor americano de origen irlandés autor del libro ‘La historia inédita de irlanda’; , Alex Ross, el crítico de música del ‘The New Yorker’ y autor del libro ‘The rest is noise’, una completa historia de la música del siglo XX, y el celebrado cronista y autor de una biografía del Che, Jon Lee Anderson. Estos personajes son apenas algunos nombres de los 80 invitados nacionales e internacionales que traerá la revista ‘El Malpensante’ para abrir debates, conversaciones y mesas redondas en las que ser curioso y hedonista será la única regla.Recitales de poesía, conferencias, entrevistas, presentaciones musicales y exposiciones en torno a temas como el periodismo y el poder, la historia y la poesía, las tendencias arquitectónicas y la fotografía tendrán esta vez lugar en la sede de las instalaciones del Colegio Anglo Colombiano de Bogotá (Avenida 19 con calle 153).

Temas relacionados