Comienza la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago

En medio de un entusiasmo general, el mandatario estadounidense tratará de recuperar el terreno perdido en las relaciones con América Latina.

A partir de este viernes, América Latina estará frente al fenómeno político de los últimos tiempos: Barack Obama. El presidente de los Estados Unidos llega a Puerto España (Trinidad y Tobago) para participar en la Cumbre de las Américas y tener un primer encuentro con los 34 presidentes latinoamericanos que asisten a la reunión.

Su llegada despertó el entusiasmo de los 1,4 millones de habitantes del país caribeño, que han inundado las calles con todo tipo de mercancía alusiva a la figura de Obama. “Es la visita más importante que ha recibido este pequeño país en muchos años y eso sólo demuestra la buena actitud del presidente estadounidense. Seguro que él sí va a hacer algo por todos nosotros”, aseguró Mario Nayif, un vendedor de souvenirs en Puerto España.

Las expectativas por la presencia de Barack Obama no son menores entre los mandatarios regionales, que han puesto en marcha toda su maquinaria diplomática para lograr un encuentro bilateral. Pero pocos lo han conseguido. Hasta ahora se sabe que Obama se reunirá mañana con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina, y el domingo, tendrá un encuentro con los mandatarios centroamericanos en bloque. Los jefes de Estado de Unasur están a la espera de que el estadounidense les otorgue un espacio de su apretada agenda.

Sin embargo, Jeffrey  Davidow, asesor principal de Obama para el encuentro, aseguró que “el presidente estadounidense tratará de conversar con todos los gobernantes y resolver sus dudas”. Aunque la mayoría sabe que con apenas 90 días en el poder es imposible que el mandatario estadounidense anuncie cambios drásticos o incluso haga propuestas detalladas para las relaciones de Estados Unidos con América Latina y el Caribe, “se esperaría que hable de sus prioridades y exponga sus ideas sobre los grandes retos interamericanos”, explicó Peter Hakim, presidente del Diálogo Interamericano, centro de análisis en Washington.

La agenda de Obama tiene prioridades. Su visita a México, justo antes de llegar a Puerto España, dejó claro que la preocupación del estadounidense se centra en las armas, el narcotráfico y la inmigración, temas que están sobre la mesa de la Cumbre. La crisis económica y las energías renovables también serán discutidas. El punto candente del encuentro será sin duda el debate sobre Cuba. Michael Shifter, de Diálogo Interamericano, explica: “A pesar de las presiones que habrá en la Cumbre, hay un largo camino antes de levantar el embargo a la isla. Obama irá paso a paso”.

Agenda y detalles del encuentro

Bloqueo chavista

El presidente Hugo Chávez anunció que bloqueará la declaración final de la Cumbre porque “está totalmente descolocada en el tiempo y en el espacio”.

Cruceros listos

Puerto España sólo tiene un hotel para hospedar a los presidentes, por eso fue necesario recurrir a dos cruceros para alojar a otros miembros de las delegaciones y a los periodistas.

Encuentros difíciles

Obama tendrá que verse con dos presidentes que expulsaron a los embajadores estadounidenses: Evo Morales, de Bolivia, y Hugo Chávez, de Venezuela, quien ha suavizado el tono frente a EE.UU.

últimas noticias