Ponen normatividad a las iglesias

La Secretaría de Planeación les puso un límite de 2010 para presentar planes de equipamento.

Plan Maestro de Equipamento de Culto, ese es el nombre que la Secretaría Distrital de Planeación le dio a una serie de reformas en las estructuras y zonas aledañas de los templos religiosos, que éstos tendrán que adoptar antes del 31 de diciembre de 2010.

Las disposiciones abarcan desde predios para el parqueo de vehículos de los asistentes, un plan para sortear emergencias, hasta métodos que reduzcan la contaminación auditiva de las iglesias. A pesar de que no importa el credo que siga cada uno de los espacios, sí resultan definitivas sus dimensiones: el Plan Maestro es de obligatorio cumplimiento para todas las iglesias que tengan más de 801 metros cuadrados en el área de culto, es decir, el área que la feligresía ocupa mientas las ceremonias tienen lugar.

“Este instrumento de planeación igualmente establece las condiciones de mejora de las edificaciones donde se realizan actividades de culto en términos de habitabilidad, estabilidad estructural y acceso”, aclara el secretario de Planeación, Óscar Alberto Molina García, a quien complementa el director de Planes Maestros, Daniel Franco, quien considera que todas estas medidas se toman para mitigar el impacto negativo de los templos en materia de movilidad y contaminación sonora, y que velan por la seguridad de los creyentes.

Las exigencias están estipuladas desde agosto de 2006 con la expedición del Decreto 311. No obstante, hasta el momento sólo dos iglesias han presentado sus planes, mientras que concejales como Gustavo Páez se oponen, porque las medidas violan el derecho a la igualdad, argumentando que no todas las comunidades tienen recursos suficientes para cumplir con las reformas.

Temas relacionados