Vettel ganó bajo la lluvia

Cinco temporadas y 74 carreras pasaron antes de que la escudería Red Bull lograra su primera victoria en la Fórmula Uno.

Y el domingo lo hizo, gracias a una brillante actuación del piloto alemán Sebastien Vettel, quien bajo la lluvia ganó de punta a punta en el Gran Premio de China.

El triunfo del teutón en el circuito de Shanghai quebró la hegemonía de Brawn GP, el nuevo equipo de la categoría, que barrió en Australia y Malasia en el inicio de un mundial que ha alterado el orden establecido de la Fórmula Uno.

El inglés Jenson Button, quien salió airoso con Brawn en las dos primeras válidas, esta vez tuvo que conformarse con el tercer lugar, detrás del australiano Mark Webber, también de Red Bull, y delante de su compañero brasileño Rubens Barrichello.

Button comanda la clasificación de pilotos con 21 puntos, seis más que Barrichello. Vettel se encuentra tercero, a 11 unidades del líder.