Guillermo Rivera dice que jamás invirtió plata en DMG

El congresista asegura que no será de la creciente uribista, a cuyos miembros tilda de demagogos.

Dicen que usted es el único Rivera que queda en el liberalismo…

Está por verse.

¿Y será que el otro vuelve, o usted también se va?

(Risas) En cualquier caso yo me quedo.

Mejor dicho, los Rivera están en distintas riberas del liberalismo...

Yo espero que estemos en el liberalismo siempre.

A todas estas, ¿cuántas riberas tiene el liberalismo?

Yo conozco muchas.

¿Y confluirá al fin la oficialista con la de Cambio Radical?

Depende de que Cambio Radical decida pasarse a la oposición de Uribe sin tapujos.

¿Los uribistas son los que más caudal tienen?

Son los más demagogos.

¿Seguro que ustedes no terminarán haciendo parte de la creciente uribista?

Seguro que no.

¿Y usted también metió plática en DMG?

Jamás.

En Putumayo algunos creen que fue usted el que contó en Bogotá lo que pasaba con las pirámides…

Lo que hice fue advertir a las autoridades y en Putumayo a la gente.

¿Ya averiguó por qué fue que Armando Benedetti sacó tanto voto en ese departamento?

Porque tiene en ese departamento un amigo que le ayudó mucho, cuyo apellido inicia con B.

¿Será que allá los votos también se multiplican al estilo pirámide?

Desafortunadamente no.

¿Por qué será que el Congreso anda otra vez con mala fama?

Porque cada día se la gana.

¿Y se ve mucho negociado allá por el Capitolio?

No deja de verse.

Parece que ese edificio es una de las zonas más inseguras de Bogotá, porque se pierde mucha plata.

Acaban de estafar al docto Jorge Homero Giraldo, que es un congresista viejo y perspicaz.

¿No se siente como discriminado al saber que es uno de los pocos políticos que no estaban chuzados?

(Risas) Esa es una discriminación positiva.

Y dicen que le van a aprobar su ley de víctimas, pero con “algunas modificaciones”.

Ojalá esas modificaciones no sean sustanciales, de lo contrario esa ley sería contra las víctimas.

Mejor dicho, no será ley de víctimas, sino de victimarios.

Desafortunadamente pareciera que el Gobierno y sus mayorías quisieran eso.

¿Cuál es su más grande orgullo?

Mi hijo Santiago José, de tres años.

¿Y usted quiso ser congresista desde pequeño o estudió algo?

Quise ser político desde pequeño.

Temas relacionados