Finalizó Primer Congreso de Comisarías en la capital

La reconocida feminista Florence Thomas, gestora del encuentro, aseguró que las mujeres tienen poca presencia en el poder.

De nuevo, la feminista Florence Thomas, coordinadora del grupo Mujer y Sociedad de la Universidad Nacional, arremetió en contra de las desigualdades de género. Esta vez lo hizo en el I Congreso Nacional de Comisarías de Familia, liderado por la Secretaría Distrital de Integración Social. Con cifras en mano y con su característico humor mordaz, esta francesa, que lleva 42 años en el país, expuso las múltiples razones para que las mujeres en el mundo, particularmente en Colombia, han estado bajo el dominio y coerción de los hombres. Parte de sus argumentos se basaron en los “poquísimos” puestos en los cargos públicos que las mujeres ocupan en el país: “Eso demuestra que la Ley de Cuotas, que busca que las mujeres tengan un cierto nivel de presencia en los cargos públicos, aquí no se está cumpliendo”, dijo, para añadir luego que en el Senado y la Cámara las mujeres ocupan apenas el 11% de las curules. Thomas no tuvo en cuenta que éstos son cargos de elección popular.

Siguiendo la línea de género propuesta por Thomas, la consultora de Cepal en Chile, Irma Arriagada Acuña, reveló un estudio sobre la violencia contra las mujeres en Colombia. Según afirmó, en 2005 el 66% de las mujeres entre 15 y 59 años sufrieron violencia emocional; el 39%, violencia física; y el 11,6%, agresiones sexuales.

Con respecto a la violencia intrafamiliar en Colombia y América Latina, el ex procurador delegado para la infancia y familia Aroldo Quiroz invitó a los asistentes del certamen a seguir un modelo en el que “Colombia sea tierra de niños, niñas, adolescentes y jóvenes que buscan la garantía de sus derechos, a través de una atención conjunta entre la Nación y el Distrito, desde la gestión social integral”.

En Bogotá, el 78% de las demandas de violencia intrafamiliar atendidas en 2008 correspondió a mujeres y niñas. Para Thomas, esto responde a problemas en la educación: “Hay que hacerles entender a las jóvenes que ellas pueden hacer un proyecto de vida como grandes profesionales y líderes, y alejarlas de la idea de que su lugar natural es sólo la casa y la cocina”.