“Las Farc no nos pueden poner presidente”

Aníbal Gaviria, uno más en la baraja de precandidatos liberales.

Cree que el presidente Uribe no buscará una segunda reelección, que es necesario renovar al Partido Liberal para volverlo a conectar con la ciudadanía y que la agenda del país debe ir más allá de la lucha contra las Farc y concentrarse en los temas sociales, en superar las desigualdades, el atraso en infraestructura, los déficits en vivienda y agua potable, entre otros. El ex gobernador de Antioquia Aníbal Gaviria inscribió su nombre para la consulta que en septiembre próximo escogerá el candidato del liberalismo a la Presidencia de la República en 2010, convencido de que Colombia debe dejar de lado la polarización entre uribistas y antiuribistas.

¿Cuáles son los puntos básicos de su propuesta?

Primero, creemos que el Partido Liberal necesita renovación porque se ha anquilosado y ha perdido su capacidad de seducción y de atraer con nuevas ideas a los colombianos. Hay que renovar las listas al Congreso, dándoles una mayor participación a las mujeres y a los jóvenes, con gente que no haya estado metida en la política. En cuanto al país, pensamos que hay que recoger y entender en su dimensión el mensaje de las marchas del 4 de febrero, que fue de hastío con la violencia y de que Colombia quiere pasar la página de las Farc. Eso es lo que queremos proponer: un posfarquismo, que la guerrilla no nos siga poniendo presidentes como ha sido en las últimas ocasiones y como lo quieren hacer ahora, ya sea por el lado de la derecha o de la izquierda.

Pero la seguridad y la continuidad de lo hecho por el gobierno Uribe será uno de los temas de la campaña...

Yo no me dejo meter en el cuento de uribismo o antiuribismo. El país reconoce cosas importantes que el presidente Uribe ha hecho en algunos frentes, como el de la seguridad, y de ninguna manera echará reversa en eso. Pero me parece que hay que hablarle a la gente de una nueva agenda que incluya temas trascendentales que no se han superado, como la desigualdad, el atraso enorme en infraestructura que afecta la competitividad, la crisis económica que se nos viene encima, el déficit de vivienda y de agua potable, por ejemplo. Esas necesidades del pueblo colombiano son las que queremos poner en primer lugar y no el desgastado debate entre uribismo y antiuribismo.

¿Cree que el presidente Uribe está buscando otra reelección?

Creo que en últimas el Presidente no se va a presentar y confío en que ha leído lo que viene sucediendo en el país. La actual polarización no existiría si el Presidente, hace un año, hubiera tomado la decisión de decir que no va y se hubiera concentrado en rematar bien su segundo mandato. Creo que, pensando en el país, eso lo va a llevar a no lanzarse.

Hay quienes llaman a los precandidatos liberales el “club del uno por ciento”...

Desafortunadamente eso están mostrando las encuestas y es parte del problema que nosotros queremos cambiar. El Partido Liberal tiene una desconexión con buena parte de los ciudadanos y queremos recorrer el país, agitar las ideas liberales que están de alguna manera escondidas en muchas mentes y corazones, y mostrar una cara renovada y vital del partido. Estoy seguro de que el 27 de septiembre, día de la consulta, vamos a mostrar otra dinámica y que el liberalismo será decisivo en las próximas elecciones.

¿Estaría dispuesto a una consulta interpartidista para escoger a alguien que enfrente al presidente Uribe o al candidato del uribismo?

No me gustan los sindicatos contra nada sino las cosas a favor. Por el momento queremos ganar la consulta liberal y lo que veo es que vamos a tener un grupo de candidatos parejos que, por primera vez, le van a presentar al país cinco o seis propuestas, de las cuales dos van a pasar a segunda vuelta. No me niego a una consulta interpartidista, pero me parece que antes que ella, el escenario adecuado es la primera vuelta.