Emergencia sanitaria en Argentina por el virus AH1N1

Gobierno adelantó las vacaciones, canceló varios eventos deportivos e implementó hospitales ambulantes para atender a los enfermos.

Argentina se convirtió en el tercer país con mayor número de víctimas mortales como consecuencia de la nueva gripe, luego de México y Estados Unidos. A pesar de que médicos y virólogos advirtieron a las autoridades de salud de la necesidad de implementar medidas para evitar que el virus AH1N1 se propagara con mayor rapidez durante la época invernal, la situación parece haberse salido de control y el gobierno tuvo que declarar esta semana la emergencia sanitaria debido al dramático aumento de personas contagiadas.

La alarma se extendió hasta los colegios y universidades, que se vieron obligados a adelantar las vacaciones y alargarlas por lo menos hasta agosto, confiando en que para ese entonces la situación ya no sea tan crítica. Esta misma angustia por tratar de impedir que el virus se siga transmitiendo con tanta velocidad se apoderó de los equipos de fútbol, hockey y golf. Por ejemplo, el club Boca Juniors canceló por dos semanas sus actividades y la Asociación Argentina de Golf postergó el torneo nacional para menores de 15 años. Además, el Club Náutico San Pedro suspendió actividades y la Asociación Amateur de Hockey sobre Césped anunció la cancelación de sus torneos.

Como si fuera poco, se está estudiando la posibilidad de que el partido de fútbol del domingo entre Vélez Sarsfield y Huracán, para definir al campeón del torneo Clausura, se juegue a puerta cerrada; y los clubes brasileños, Cruzeiro y Gremio –que anoche disputaban una de las semifinales de la Copa Libertadores–, se negaron a jugar la final de este certamen en territorio argentino.

“Tenemos una gran preocupación y estamos haciendo lo necesario para controlar el virus”, advirtió Mauricio Macri, alcalde de la capital argentina, al diario El Clarín. Por su parte, Claudio Zin, ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, explicó que durante esta época del año el 10% de la población padece de gripe estacional. “Y si a esto se suman los contagiados por el AH1N1, se puede esperar una fuerte demanda en los hospitales con la que tendremos que batallar”.

Entre tanto, el virus de la nueva gripe sigue propagándose por los demás países de la región, cobrando cada vez más víctimas. En Colombia, por ejemplo, el número de contagiados ascendió ayer a 101 casos y las autoridades prevén que pueda aumentar en los próximos días, pues dentro de un mes tendremos que enfrentar la segunda oleada de enfermedades respiratorias agudas, causadas por virus de la influenza.

Piñatas de AH1N1

El gobierno del Reino Unido expidió un comunicado alertando a los ciudadanos para que no asistan a las fiestas que se están organizando en diferentes ciudades para contagiarse del virus de la nueva gripe.

Aunque suene descabellado, se trata de una tendencia que se ha puesto de moda este verano, y que consiste en organizar piñatas en las que el invitado especial es una persona diagnosticada con el AH1N1 y un grupo de gente que prefiere enfermarse en esta época del año y no en el invierno.

Richard Jarvis, director del comité de salud pública de la Asociación Médica Británica, advirtió que no son recomendables estas iniciativas, pues “todavía no sabemos lo suficiente sobre el perfil de riesgo del virus”.

Temas relacionados