“El general nos tendió una trampa”

Entrevista a Xiomara Castro, esposa del depuesto presidente Manuel Zelaya.

Hace apenas una semana, Xiomara Castro pedía con voz firme a sus conciudadanos que fuesen a votar en el referéndum del domingo pasado, que apoyasen la iniciativa de su marido, el presidente Manuel Zelaya. Ahora, su voz se quiebra en llanto cuando recuerda a sus hijos y a sus nietos, también fugitivos en su propio país.

¿Cuándo se enteró de que un comando del Ejército había secuestrado a su marido?

No estaba en casa. Me había trasladado al departamento de Olancho para apoyar la consulta que se tenía que celebrar un día después. A las cinco y media de la madrugada, mi hija mayor, que vive cerca de nuestra casa, me dijo que se estaban escuchando disparos y que ella creía que eran en la casa de su papá. Como unos 15 minutos después me llamó el edecán del presidente para decirme que los militares habían llegado, que lo habían golpeado a él y a los miembros de su seguridad, y que se habían llevado al presidente. Usted se puede imaginar la angustia... Lo único que pensé fue en salir huyendo.

¿Quién traicionó al presidente?

Le voy a contar una cosa. El miércoles de la semana pasada, mi marido destituyó al general Romeo Vásquez, el jefe de las Fuerzas Armadas, por negarse a distribuir las urnas del referéndum (en Honduras es el ejército el encargado de hacer esta labor). Pues bien, pese a la destitución, el general siempre estuvo en contacto conmigo. Me llamaba y me decía que no había problema, que todo estaba bien. De hecho, el mismo sábado yo recibí una llamada de él y me dijo: “La gente está controlada. Dígale a su marido que tenga la completa seguridad de que ya no hay peligro”. Eso fue a las dos de la tarde del sábado. Y a las cinco de la mañana siguiente ya lo estaban sacando al presidente de nuestra casa. A la fuerza...

¿De quién obedece órdenes el general Romeo Vásquez?

Usted habrá visto al presidente de facto —Roberto Micheletti— levantándole la mano al general para que la gente lo aclamara... Han estado juntos en las concentraciones de apoyo al golpe. Pues me imagino que las órdenes vendrían de Micheletti.

Temas relacionados
últimas noticias