“Soy bastante malgeniado”

Víctor Cabrera quiere hacer de cura y de padre de familia.

Su mentor.

Mi madre, gracias a Dios.

¿Para qué es descomplicado?

Para lo que no tenga pereza.

El papel que siempre ha querido hacer,

Hay varios, por ejemplo de cura, de psicópata o de padre de familia.

Una virtud y un defecto.

Defectos, varios, y los demás son los que dicen las virtudes.

¿Qué tan malgeniado es?

Bastante.

¿A quién no soporta?

Al mediocre.

¿Qué quería ser cuando niño?

Actor, aunque también ser futbolista o cantante.

Su mejor recuerdo en ‘Romeo y buseta’.

La cascarita de ganado que don Trino le daba a Peter Alexánder.

¿Y qué de Peter Alexánder Tuta?

Ser todo un varón.

¿Es usted ‘todo un vaaarón’?

Gracias a Dios.

¿Quién es su mejor cómplice?

La almohada.

¿Por qué todos odian a Bermúdez?

Por mamón.

¿Y a Víctor?

¿Quién dice eso? (por favor publiquen la lista).


¿Qué tan buen negociante es?

El mejor.

Un sacrificio.

Varios… Tener que dormir tan poco cuando estoy laboralmente  al 100%.

¿Qué ha hecho por amor?

De todo.

¿A quién le aconseja “ni te cases ni te embarques”?

A todo el público que quiera ver una película divertida sin pretensiones.

¿Le teme al matrimonio?

No le temo al matrimonio, le temo a que se acabe porque se llevan todo.

¿Qué personajes prefiere: cómicos o serios?

Lo que venga, desde que me guste.

¿Con Méndez alcanzó el éxito que siempre anheló como actor?

Fue el primer paso para demostrar lo que soy como actor.

¿Cómo fueron sus inicios?

Leyendo libretos con mi madre de las radionovelas que hacía. Duró 20 años trabajando para Caracol Radio.

¿Cómo sobrevivir en este medio?

Despacito y con buena letra. A este y a cualquiera se sobrevive con la ayuda de Dios.

¿De vendedor de autos a redactor?

A redactor, a escritor, a consejero, a cura, a lo que me toque.

¿De quién heredó la vena artística?

De mi madre, la amo.

¿Qué lo pone nervioso?

La inseguridad de Bogotá, para los niños y las mujeres.

¿Dónde dejó la hotelería?

La estoy buscando.

Una meta.

¿Meta?... Vichada.

Su mayor logro.

Mis hijos.

Su color preferido.

El violeta, en todas sus dimensiones.

¿Qué le gusta leer?

Leo biografías.

¿Cuándo se ha sentido acosado?

Varias veces, la última por una periodista.

¿Es usted todo un galán y conquistador?

Ni lo uno ni lo otro.


¿Cómo comienza su día?

Cinco de la mañana, ducha de agua fría.

Su bebida preferida.

Agua y jugos de fruta.

Su último paseo.

Santa Marta.

Y el próximo.

Al Quindío y el Valle del Cauca, para complacer a  mi hijo mayor quien es de por esas tierras.

Lo mejor de llegar a los cuarenta.

Imagínese (risas).

¿Qué no puede faltar en una noche de pasión?

Un buen vino.

A qué le pone picante.

A la sopa, pero no mucho porque no me gusta casi.

Su deporte favorito.

El fútbol.

Hincha de...

Colombia hasta la muerte.

Y un deportista.

Messi. El mejor. Bermúdez lo carga en su cuaderno.

¿Qué le falta a la selección Colombia?

Concentración.

El trabajo que no desempeñaría.

Limpiador de baños.

¿Qué le cambiaría a la TV?

Muchas cosas… pero dejemos un poquito para la próxima.

 

últimas noticias

John Tello se toma Expocervezas

Lina Hinestroza ve la vida en Modo Rosa

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja