Cien mil contagiados de gripe en Argentina

La presidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, no se pone de acuerdo con su ministro en la cifra.

En menos de una semana el número de personas que ha contraído el virus del AH1N1 pasó de 1.587 a 100.000, lo cual convierte a Argentina en el país del mundo con el mayor número de infectados. La alarmante cifra fue revelada por el ministro de Salud, Juan Manzur, quien explicó el viernes durante una rueda de prensa que en lo corrido del año se calcula que los contagiados por la gripe común son 320.000 y de éstos unos 100.000 serían por el virus AH1N1.

Unas horas después de sus declaraciones, la presidenta del país, Cristina Fernández de Kirchner, aseguraba, en un intento por calmar los ánimos, que estas cifras son estimaciones no confirmadas y que los laboratorios encargados de los análisis sólo han comprobado 2.800 casos. Lo cierto es que más allá de los cálculos matemáticos, el pánico se ha apoderado del país gaucho, al igual que una molesta sensación entre los ciudadanos que poco a poco comprueban que la epidemia está completamente descontrolada e, incluso, algunos periódicos señalan que las autoridades han actuado irresponsablemente.

A pesar de que esta semana el gobierno declaró la emergencia sanitaria, se adelantaron las vacaciones en colegios y universidades, y fueron cancelados varios eventos deportivos, todavía las autoridades no han establecido si también se tendrán que cerrar los teatros, cines, centros comerciales y gimnasios, es decir, todos los lugares en donde haya concentración de personas.

Entre tanto, el miedo se expande rápidamente por las calles de las diferentes ciudades argentinas y, por primera vez, empiezan a verse bares y restaurante semivacíos. Los dueños aseguran que han alejado las mesas para que los clientes estén más separados entre sí, sin embargo, esto no parece generar tranquilidad, como tampoco lo hacen los pronunciamientos de la presidenta argentina, que intentan controlar una situación que hubiera podido prevenirse.

Temas relacionados