Los 18 años de la Carta

La Constitución Política llega este lunes a la mayoría de edad, tras haber sido sometida a cirugías aisladas y estar al borde de un cambio extremo.

Hace 18 años, tras sufrir la más cruenta arremetida del terrorismo del narcotráfico, Colombia asistió a uno de los escenarios que mayor optimismo despertó en la vida política de finales del siglo XX: la promulgación de la Constitución Política de 1991. El pacto, suscrito por las fuerzas políticas históricas y por nacientes esfuerzos políticos derivados de los pactos de paz de la época (el M-19), pretendía ser la carta de navegación del país en su tránsito hacia una era más justa y de profundización de la democracia.

Mucha agua ha pasado por debajo de ese puente y son varias las lecturas que hoy se hacen acerca de los verdaderos logros de aquel escenario de conciliación al que con tanto esfuerzo llegó el país.  Desde quienes sostienen que se trata de un verdadero pacto de paz que debe respetarse, cumplirse y protegerse para evitar que esté al servicio de los intereses del gobernante de turno, hasta quienes aseguran que incluso la norma de normas está sujeta a ajustes periódicos vengan de donde vengan.

Ese es el escenario del momento. Tan candente como en época de la reforma que restableció la extradición de nacionales. Tan polarizante como los intentos que de cuando en cuando se presentan para permitir la reelección de alcaldes y gobernadores. Y de tanta trascendencia como las reformas que se le hicieron para garantizar la estabilidad jurídica a la inversión extranjera.

En un intento por llamar la atención sobre el impacto del actual proceso de reforma que busca levantar el impedimento constitucional para que un mandatario sea reelegido por segunda ocasión, el Centro de Estudios Constitucionales Plural conmemorará este lunes el XVIII aniversario de la Carta Magna. Al evento, que será en el Hotel Tequendama, asistirán los ex constituyentes y brillará por su ausencia el presidente Álvaro Uribe.

En dicha cita un grupo de ex constituyentes advertirá sobre lo que considera las principales amenazas de la reforma que promueve la segunda reelección —que el Congreso estudia vía referendo— en contra de la Carta Política. Aseguran que un cambio de semejante naturaleza altera el sistema de pesos y contrapesos que garantiza el equilibrio entre poderes. También se irán lanza en ristre contra la reforma política recientemente aprobada por el Congreso, que según ellos, “antes que mejorar el sistema de representación política, exime de responsabilidad a los partidos actualmente vinculados con la criminalidad”.

En síntesis, dirán que con tanta reforma lo único que se ha logrado es desvirtuar la Carta y que si se concreta la segunda reelección, se le habrá hecho una transformación irreversible que la desnaturalizará por completo.

Una nueva Constituyente, el otro debate de moda

El ex constituyente del 91 y hoy gobernador de Santander, Horacio Serpa, advirtió que cuando se introdujo la reelección presidencial en la Carta,  sin los ajustes necesarios en la estructura constitucional, el sistema democrático se desquició. Serpa Uribe indicó además que si se aprueba una segunda reelección “todo nuestro sistema constitucional va a explotar”.

Para él, hablar de la necesidad de una nueva constituyente para aprobar el referendo reeleccionista (como lo sugirió la senadora Elsa Gladys Cifuentes) “es una irresponsabilidad muy grande”.

Contrario  a lo que piensa Serpa, el senador conservador Eduardo Enríquez Maya cree que si el pueblo colombiano ve conveniente hacer una Asamblea Constituyente hay que desarrollarla. Al ex magistrado Carlos Gaviria no le gustaría una nueva constituyente, pero manifestó que Uribe es impredecible y decidirse por dicha opción.

Temas relacionados