Armstrong casi se viste de amarillo

Por centésimas el estadounidense no asumió el liderato del Tour de Francia.

El Astana de Lance Armstrong y Alberto Contador demostró el martes su enorme potencial al imponerse en la cuarta etapa del Tour de Francia, una contrarreloj por equipos sobre 39 kilómetros con salida y llegada en la ciudad de Montpellier.

El suizo Fabián Cancellara, sin embargo, logró mantener el liderato por un par de centésimas, aunque ahora tiene el mismo tiempo de Armstrong. Contador es tercero, a 19 segundos.

Después de la polémica en casa del Astana por el liderazgo del equipo, los hombres que dirige  Johan Bruyneel funcionaron como el mejor bloque en la fracción cronometrada que preveía el regreso de Armstrong al primer lugar después de tres años de ausencia en el Tour. La fiesta no fue completa porque Cancellara se quedó con la camiseta amarilla, por lo que probablemente el estadounidense, siete veces campeón en París, tendrá que esperar hasta los  Pirineos.

Astana marcó en meta un tiempo de 46:29 minutos, 18 segundos mejor que el Garmin y 40 por encima del Saxo Bank, único equipo con favoritos (Andy y Frank Schleck) que se salvó de las garras del cuadro kazako.

El Caisse D'Epargne, del colombiano Rigoberto Urán, hizo una buena presentación y terminó séptimo, a 1:29 minutos. El Cervélo de Carlos Sastre, campeón defensor, perdió 1:37, aunque los más perjudicados de la fracción fueron el Rabobank del ruso Denis Menchov, que quedó a 2:20 y el Silence de Cadel Evans, a 2.35.

En la general, Urán ocupa el puesto 46, a 3:12, mientras que Leonardo Duque, del Cofidis, es 108, a 4:59 minutos.

 

últimas noticias

Juan Pablo Nieto y las segundas oportunidades

La resiliencia de Tiger Woods