Óscar Arias, presidente de Costa Rica, mediará en Honduras

Arias, considerado una de las figuras políticas de América Latina, ha criticado el golpe de Estado.

El presidente de Costa Rica, Óscar Arias, artífice de los acuerdos de paz de Centroamérica en los años 80, se sentará de nuevo en una mesa de negociación, esta vez con el objetivo de solucionar la crisis política desatada en Honduras tras el derrocamiento de Manuel Zelaya.

Arias, quien ganó el Premio Nobel de la Paz en 1987 por su trabajo en la pacificación de una conflictiva región, será el mediador del problema hondureño, al ser aceptada su intervención tanto por Manuel Zelaya, como por el nuevo mandatario, Roberto Micheletti.

Arias, de 68 años y considerado una de las principales figuras políticas de América Latina, ha criticado fuertemente el golpe de Estado contra Zelaya, pero dice sentirse “satisfecho” de poder “ayudar a solucionar un conflicto que ya ha producido dos muertos”. Hace poco más de 20 años, destacó, la tradición democrática de Costa Rica, un país que abolió su ejército en 1948, lo convirtió “en el mejor lugar para el diálogo”, ya que se erige como “un oasis de paz” en el istmo.

En los años 80, Arias lideró la búsqueda de una salida pacífica que permitiera silenciar las armas y restablecer la democracia en Centroamérica, escenario de los conflictos ideológicos que protagonizaban entonces el comunismo y el capitalismo en Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

Según dijo ayer desde Costa Rica, “estoy listo para el diálogo con ambas partes. De aquí nadie saldrá sin una solución”.

Temas relacionados