Archivan caso Edmundo del Castillo

Así lo decidió la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia.

La reunión del 23 de abril de 2008 en la Casa de Nariño, con la asistencia del abogado del jefe paramilitar alias Don Berna y del vocero de los desmovilizados conocido como alias Job, no fue un encuentro para complotar contra la Corte Suprema. Lo ideó la defensa del jefe paramilitar para aprovechar la tensión entre el poder ejecutivo y el judicial y sacar ventaja contra su inminente extradición a Estados Unidos.

Esta es la conclusión de la fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia Marta Luz Reyes al archivar las diligencias que se adelantaban contra el secretario jurídico de la Casa de Nariño, Edmundo del Castillo. Según la funcionaria, lo que queda probado es que los visitantes a Palacio edificaron “una verdadera tramoya” para aprovecharse de la tensión entre el Gobierno y la Corte.

La fiscal Reyes observó que el abogado Diego Álvarez y alias Don Berna lo que intentaron hacer fue utilizar el contenido de unas conversaciones para ganarse la confianza del Ejecutivo ante la idea de la extradición del jefe paramilitar, pero nunca alertar sobre una presunta conspiración contra el Gobierno. De haber sido así, no es claro por qué no se formularon antes las denuncias.

“No hay elementos que permitan edificar un reproche punitivo contra Edmundo del Castillo”, sentenció la Fiscalía, que además precisó que la presencia de Juan José Chaux y del abogado Óscar Iván Palacio fue tangencial y que la aparición circunstancial del secretario de prensa, César Mauricio Velásquez, nada tuvo que ver con la reunión. La delegada del DAS, Martha Leal, sí será investigada por delitos contra la fe pública.

Temas relacionados