Obama, de paso por el Vaticano

Varios temas sobre los cuales difieren discutieron el presidente de EE.UU. y el Papa Benedicto XVI.

“Santidad, es un honor para mí estar aquí”, le dijo Barack Obama al papa Benedicto XVI a su llegada al Vaticano.

El presidente de Estados Unidos y el Santo Padre dialogaron a puerta cerrada durante 40 minutos, en una importante cita para compartir puntos en común, como la estabilización de Medio Oriente y la reducción de la pobreza, y de paso  tratar difíciles desacuerdos.

Obama, quien tiene fuertes posturas  a favor del derecho al aborto, manifestó que defendía “el derecho a la vida y a la objeción de conciencia”.Entre tanto, el Papa le entregó una edición firmada de su última encíclica, Caritas in veritate, y también una copia del libro Dignitas personae, en el cual se explican las razones por las cuales la iglesia condena los experimentos con células madres y se estipulan los principios católicos sobre bioética.

Obama aseguró que leerá los libros el sábado, en el vuelo que lo conduce a su primera visita al África subsahariana, en Ghana.