Mediante tutela no se ordenan acuerdos de paz

De esta manera, la Corte Suprema rechazó una solicitud del profesor Gustavo Moncayo, que pretendía ordenarle al Presidente adelantar el acuerdo humanitario.

Al tiempo que el alto comisionado de Paz, Frank Pearl, anunció que emprendió contactos con la Cruz Roja Internacional y la Iglesia Católica para poner en marcha la misión humanitaria que permita la liberación de secuestrados en poder de las Farc, la Corte Suprema de Justicia reiteró que no puede darle órdenes al Presidente de la República para este tipo de gestiones.

La tutela es improcedente cuando se pretende darle órdenes al Jefe del Estado en temas de alta sensibilidad, “como lograr la liberación de ciudadanos que han sido objeto de secuestro por parte de las Farc”, agregó la Corte al rechazar un recurso presentado por Gustavo Moncayo para que se agilice la liberación de su hijo Pablo.

De paso, la Corte manifestó que el caso específico del profesor Moncayo es un “hecho superado”, como quiera que es de público conocimiento que el Presidente permitió la participación de la senadora Piedad Córdoba en las gestiones para liberar al cabo Pablo Moncayo. La tutela se había presentado por la negativa de Uribe a que la senadora Córdoba se involucrara.

A propósito de esta última, El Espectador constató que ya existen acercamientos de la senadora con el Gobierno y que la próxima semana podrán darse los primeros avances en la misión humanitaria que permita la liberación de rehenes en poder de las Farc.