Ingleses irían a la oficina sin ropa

Lo harían el viernes, cuando se puede asistir al trabajo más informal.

Para bajar la temperatura entre el grupo de empleados de una pequeña agencia de mercadeo en Newcastle (Inglaterra), constantemente envueltos en riñas personales y desmotivados por la crisis económica, el psicólogo laboral David Taylor propuso una solución que sorprendió a todos: ¡Que se desnuden!

La historia, contada a través del documental Naked Office, ya saltó a las primeras planas de los diarios ingleses y muchos aún no salen del asombro. “Es la técnica más extrema que he usado. Puede sonar extraño, pero funciona, ya que es la expresión última de confianza tanto en uno mismo como en el otro”, aseguró Taylor.

La idea consiste en que los viernes, cuando otras empresas permiten a sus empleados ir a trabajar vestidos de manera informal, los trabajadores de la agencia inglesa puedan hacerlo en ropa interior o sin prenda alguna.

Sam Jackson, uno de los empleados, confirmó el buen recibimiento que tuvo la medida: “No nos ponemos bajo presión y ya no hay barreras entre nosotros. Fue duro en un principio, pero todos tenemos una mayor confianza entre nosotros. La compañía mejoró inmensamente”.

Antes de instaurar los “viernes-desnudos” se planificaron algunas actividades para entrar poco a poco en confianza y perderle el miedo a caminar sin ropa por los pasillos. Una de ellas fue fotografiar partes de sus cuerpos y también charlas con una modelo desnuda que visitó la compañía. La próxima vez que tenga un problema laboral piense que a su jefe tal vez se le ocurra sugerir que se quiten la ropa.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Papitas nativas con hogao y queso paipa

Tesoros cantábricos

Cinco planes imperdibles en Guatapé