“No he encontrado mi hombre ideal”

El periodista gay del programa ‘Sweet’ Carlos Vargas dice que se vuelve macho cuando le sacan la piedra.

¿Es usted toda una diva?

Por supuesto, como me dicen en Vibra, soy la Dibagué. Ese apodo me lo puso mi camarógrafo de Sweet.

¿Cuándo tomó la decisión de salir del clóset?

Fue en tres etapas: la primera contándole a mi hermana, la segunda a mis papás y la tercera en el trabajo. Fue lo más difícil, no se sabe cómo lo vayan a asumir.

¿Le trajo problemas familiares?

No, para nada. Sólo al principio les daba pena ajena, pero ahora mi mamá es feliz y mi papá es el más orgulloso diciendo que salgo en Sweet.

¿Y en lo laboral?

De pronto cuando hay televidentes a los que no les gusta que otro gay salga en la TV.

¿Alguna vez se ha sentido rechazado por su tendencia?

No, nunca.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser gay?

Ventajas: rompo el hielo con todo el mundo, mariquiando con el personaje, así sea muy serio. Desventaja: todavía no me he chocado con algo que me parezca grave y que me afecte por ser gay.

Su hombre ideal.

(Risas) ¡Huy! He salido con toda clase de hombres para ver cuál es el ideal. Este debe ser el que me dé tranquilidad y no quiero a nadie vago.

¿Lo primero que le mira a un hombre?

Los zapatos, es el marco para ver si la persona es elegante u ordinaria.

¿Está enamorado?

No he hallado la persona que me llene.

¿Con quién le hace falta tomarse una foto?

Con las grandes ligas de Hollywood. Me moriría, aunque suene ridículo.

¿Sus consejos son sabios o atrevidos?

Tienen sabiduría, pero los digo con atrevimiento (risas).

¿Qué dieta hace?

La del peruche, que es la más rica; la de la empanada, que me domina, y la de la papaya…

¿Cuándo se vuelve macho?

Mi amor, cuando me sacan la piedra. Uno se debe poner serio en algunas situaciones. Luego dicen que uno es una loca patética.

¿Cómo le gusta que le digan?

Que me traten con cariño.

¿Ha pensado cambiar su nombre por uno femenino?

No me gustan esas excentricidades. Tú no me verás con tacones, ni con vestido. Me visto normal y así me veras por la calle.

¿Sus chismes lo han metido en problemas?

No, porque tengo muy buenas fuentes.

Una fiesta para no perderse.

Las guapachosas. La electrónica me parece lo más lobo.

¿A quién le robaría un beso?

A muchos, a todos me los quisiera rumbear.

¿Con quién ha tenido un sueño erótico?

He querido saber qué es eso.

¿De qué trabajo lo han echado?

Cuando era estudiante trabajé en Pilatos, un almacén de ropa en Unicentro, y me echaron por escandaloso.

Su peor defecto.

La impaciencia. Explico una, dos y la tercera mando a comer mierda.

¿El tema más peligroso para hacer chismes?

El político, son de doble filo.

¿El chisme da plata o problemas?

Me doy los gustos que quiero.

¿Qué le parece una pesadilla?

El Facebook se ha vuelto incontrolable.


¿Cómo inició en el medio?

En Sweet.

¿Quién no lo puede ver ni en pintura?

Quisiera preguntarle eso a los famosos. Ni me importa.

¿Lo más sexy que tiene?

La sonrisa.

¿Quiénes son más fáciles de seducir: hombres o las mujeres?

Los hombres. Caen en el encanto de una mujer con una sonrisa.

¿Cómo luchar contra la homofobia?

La gente debe relajarse. No se metan con ellos y ellos no se meterán con ninguno.

Un sueño.

Trabajando en Hollywood.

¿Y qué se le ha vuelto una pesadilla?

El facebook… es incontrolable.

Su mayor tentación.

La comida. Y si me quieren enamorar, con un helado.

Una frustración.

Ser cantante.

¿Qué le falta por lograr?

Ser un periodista integral, sé que todos los días uno aprende. Escribir no es mi fuerte, pero me gustaría.

¿En qué es bueno?

Bailando e imitando a Shakira.

¿Y para qué es malo?

Para las matemáticas.

¿Qué recomienda para una noche de pasión?

No hablar tanto.

¿Cómo le sacan la piedra?

Que los pobres tengan tanto chino, la irresponsabilidad.

¿Con quién se ha agarrado a lengua?

Con Carlos Giraldo, duramos cinco minutos y luego nos contentamos.

¿De qué se siente orgulloso?

De de mi y mi familia.

¿Cuándo se pone su mejor pinta?

Cuando voy a conquistar me pongo regio.

¿Cómo logran llamar su atención?

Que me coqueteen, porque perra si soy.

¿Su imprudencia lo ha metido en problemas?

Ay, sí, Manolo Cardona. Le pregunté que si había leído El cartel de los sapos y si creía que la actriz que hizo de su esposa en la serie estaba interpretando a Natalia París. Me tiro el micrófono y se fue.

¿Qué disfruta más: la radio o la TV.?

Pensé que era solo para la TV, pero me empezó la curiosidad por la radio. Conocí a Karen Vinasco y  me dio la oportunidad en Vibra. Luego me llamo Guillermo Díaz Salamanca para que trabajara con él, en La escalera, de Radio Súper.

¿Qué mujer de la farándula necesita un cambio urgente?

Muchas. Dicen que Marbel  necesita ayuda, pero para mí es un hit. Mujer que necesita un cambio extremo, es Patricia Silva, ella ya es una mujer madura y se viste como una de quince.

Temas relacionados